Dentro de los aspectos más temidos de la Covid-19 se encuentra la poca información que se tiene hasta el momento. Por ser una enfermedad nueva todavía son muchos los aspectos que se desconocen acerca de sus síntomas, manifestaciones y secuelas a largo plazo. Es necesario que transcurra más tiempo para poder acumular más evidencia científica que permita un mejor entendimiento del problema. Inclusive se ha puesto en duda si las actuales vacunas que han comenzado a ser aplicadas tendrán la misma efectividad para las nuevas cepas que han surgido alrededor del mundo.

Ahora bien, con base en la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta este momento suman poco más de 47 millones de personas que se han contagiado y han logrado superar la infección. En primera instancia es un aspecto positivo pero no significa que ya se haya terminado la enfermedad por completo. De hecho, en algunos casos es apenas el inicio de diversos malestares y dolencias.

Cuando la enfermedad no desaparece por completo

Cuando un superviviente ya no muestra rastros del patógeno no necesariamente significa que todo haya terminado. Por lo anterior ha surgido el término Síndrome Post Covid-19 para describir a quienes continúan con secuelas inclusive semanas después de haberse recuperado de la enfermedad.

Hace tiempo te compartimos el testimonio del Dr. Octavio Arroyo, quien a través de un video relató su experiencia al enterarse que estaba infectado. De manera detallada explicó los síntomas que presentó a partir de conocer que tenía Covid-19. Por fortuna su caso ha sido catalogado como leve y no tuvo consecuencias mayores.

Pero ahora el mismo especialista hizo otro video para platicar su experiencia como superviviente de la enfermedad. Un aspecto que recalca es que a pesar de que ya transcurrieron siete semanas desde el diagnóstico inicial, a la fecha todavía existen algunas secuelas que afectan su calidad de vida.

Después de cumplir con los 10 días de aislamiento y verificar que ya no existían rastros del virus SARS-CoV-2 en su cuerpo, se reincorporó a sus actividades laborales y ha mantenido una vida lo más normal posible.

Secuelas que deja la Covid-19

Con base en su testimonio, la anosmia que surgió cuando estaba infectado permanece hasta la fecha aunque de manera periódica. Afirma que alrededor de un día a la semana pierde la sensación del olfato aunque después de unas horas regresa.

Otra secuela que también se mantiene pero no de manera permanente es la fatiga. Aunque en general ha recuperado su fuerza y energía, algunos días amanece con cansancio. A su vez, suele ir acompañado de dolor en articulaciones.

Debido a que lleva alrededor de dos meses con las molestias inclusive ya recuperado es que su caso es catalogado como Síndrome Post Covid Agudo. Aunque si las secuelas permanecen por más de 12 semanas entonces ya puede ser descrito como Síndrome Post Covid Crónico. Lo grave de esta segunda clasificación es que se desconoce su duración total e inclusive se sospecha que los malestares pueden ser de por vida.