Como te informamos, hoy 15 de febrero inició la aplicación masiva de la vacuna contra la Covid-19 a los adultos mayores de 60 años. Para conseguirlo fue fundamental un lote con 870 mil dosis de la farmacéutica AstraZeneca que arribó a nuestro país. En tanto que el gobierno federal ordenó empezar en los 330 municipios con mayor pobreza en México. Mientras que se planea que para abril sumen más de 15 millones de inmunizaciones aplicadas.

Con base en lo mencionado por el presidente, una vez que comience este etapa de la vacunación ya no se parará. Además mencionó que al proteger al grupo más vulnerable habrá una reducción del 80 por ciento en la mortalidad por esta nueva enfermedad.

¿Funciona en adultos mayores?

Ahora bien, han existido dudas acerca de lo conveniente de aplicar la vacuna de AstraZeneca a las personas de edad avanzada. Todo empezó cuando la Comisión Sanitaria de Alemania afirmó que no la recomendaba en este sector de la población. Lo que dijo es que los resultados de los ensayos clínicos no mostraron que realmente lograra generar una cantidad suficiente de anticuerpos en adultos mayores. Por lo tanto sería ineficaz y los dejaría expuestos a contagiarse.

Tiempo después la Organización Mundial de la Salud (OMS) aceptó que la eficacia de la inyección era menor en personas mayores. Pese a ellos, agregó que ofrece una protección que no se puede desaprovechar. Por lo mismo, invitó a los demás país a sí utilizar la vacuna.

Atender al instante cualquier efecto que provoque la vacuna

Ante el inminente inicio de la campaña de esta vacuna en nuestro país, el director de prestaciones médicas del IMSS, Víctor Hugo Borja Aburto, dijo que se podrían presentar casos de reacciones adversas graves pero serían muy pocos.

Por lo tanto se estableció un plan para atender cualquier tipo de inconveniente que se presente en las personas que acudan a recibirla. En primera instancia se va a repetir el mismo protocolo que mantiene la vacuna de Pfizer. De tal forma, todos los que sean vacunados deben permanecer en un área de observación durante 30 minutos. El objetivo es verificar que no sufran de malestares o algún dolor de alta intensidad.

Por su parte, en todas las escuelas y espacios utilizados como centros de vacunación se contará con personal médico. También habrá medicamentos y al menos una ambulancia para trasladar a cualquier persona que sufra de una reacción alérgica grave al hospital más cercano.

De igual forma, el funcionario señaló que la vacuna en nuestro país es voluntaria y a nadie se le puede obligar a recibirla. Aunque recalcó que mientras más personas se inmunicen será mejor porque habrá una menor transmisión del virus.