Fue el pasado 20 de febrero cuando te informamos que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, confirmó que tenía Covid-19. Con esto se suma a una larga lista de funcionarios públicos que se han contagiado. Desde gobernadores hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador se han infectado. Inclusive el titular de la Secretaría de Marina (Semar), Rafael Ojeda, ya se convirtió en el primer caso de reinfección. Con esto queda demostrado que nadie está exento de esta nueva enfermedad que se mantiene activa en el país.

Por su parte, desde que López-Gatell anunció su estado de salud ha permanecido en aislamiento como lo indica el protocolo médico. Aunque ha continuado con sus labores a distancia porque precisamente esta semana inició la aplicación de la vacuna Sinovac en Ecatepec por ser uno de los municipios más poblados y con más personas infectadas en el país.

Además se tiene previsto que este 24 de febrero comience la vacunación masiva de la inmunización Sputnik V en la Ciudad de México. Por lo tanto, el gobierno federal ha garantizado que ya no habrá retrasos en los envíos ni demoras como ocurrió durante enero.

Cómo se encuentra el subsecretario de Salud

Ahora bien, aunque en un inicio el Dr. Hugo López indicó que no había presentado síntomas, eso ha cambiado durante las últimas horas. En conferencia de prensa, el director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, ahondó sobre su actual estado.

Con base en lo expuesto, ha sufrido de un cuadro leve de sintomatología con fiebre como mayor característica. Aunque agrega que todo se encuentra controlado y hasta ahora no muestra saturación de oxígeno por lo que se trata de una buena señal. Por lo anterior se confía que pueda recuperarse durante los 10 días que debe permanecer en resguardo.

Las acciones controvertidas de López-Gatell contra la Covid-19

Por su parte, se ha cuestionado sobre lo que el funcionario debería hacer una vez que supere la enfermedad como todo indica que ocurrirá. Pese al cargo que ocupa, sus decisiones han resultado polémicas, en especial en asuntos como el uso de cubrebocas. Aunque ha reconocido que es una medida que reduce las probabilidades de contagio se ha opuesto a volverlo obligatorio como han propuesto otros políticos.

De igual forma, a pesar de que su principal lema a lo largo de la pandemia ha sido “quédate en casa”, no lo ha respetado por completo. En las celebraciones de Año Nuevo se le pudo ver en la Playa de Zipolite a pesar de que México se encontraba en el peor momento desde el inicio de la emergencia sanitaria.

Con todo lo anterior, existen dos alternativas que podrían ocurrir cuando retome sus actividades cotidianas. Habrían cambios en las estrategias del país para enfrentar a la Covid-19 o se podría continuar por el mismo camino. ¿Tú qué opción consideras como la mejor?