Gracias al avance de la industria farmacéutica fue posible conseguir las vacunas contra la Covid-19 en tiempo récord. Aunque a pesar de la urgencia fue necesario respetar todas las indicaciones en materia de seguridad. A la fecha ya existen al menos una decena de proyectos concluidos o que están en la última etapa de ensayos clínicos. Mientras más opciones haya será mejor porque permitirá tener una mayor producción para inmunizar a más personas en un menor tiempo.

En ese sentido, una de las mayores diferencias entre cada proyecto es la eficacia que han mostrado. Aunque la mayoría se encuentran por encima del 50 por ciento, se aspira a lograr inmunizaciones con los mejores resultados posibles. Con esto disminuyen las probabilidades de complicaciones o fallecimiento en quienes ya han sido inoculados.

Combinar vacunas de diferentes farmacéuticas

Por su parte, una de las limitantes es que cada vacuna es única y no se puede combinar con las demás. Aunque desde hace unas semanas se ha mencionado que la desarrollada por AstraZeneca y la rusa Sputnik V podrían combinarse. El propósito principal es conseguir una eficacia mayor a la que cada una ha mostrado por separado.

Con respecto a la de AstraZeneca, tiene una eficacia que varía del 62 al 90 por ciento, mientras que la media es del 70.4 por ciento. El motivo es porque todavía no se ha definido con precisión la dosis que debe contener cada vacuna para que ofrezca la mayor protección posible a las personas.

Mientras que hace unos días se publicó en The Lancet el resultado del ensayo clínico fase 3 de la vacuna Sputnik V y mostró tener una eficacia del 91.6 por ciento.

En su momento el CEO de AstraZeneca, Pascal Soriot, dio a conocer que se evalúa la posibilidad de realizar un nuevo ensayo clínico a nivel mundial para verificar si esta fusión en la vacuna aumenta su eficacia.

Primer país en autorizar un ensayo clínico de este tipo

Y precisamente ahora se ha confirmado que sí se llevará a cabo el ensayo clínico con ambas inmunizaciones. El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) dio a conocer que el Ministerio de Salud de la República de Azerbaiyán aprobó el permiso para realizar ensayos clínicos en el país del uso combinado de Sputnik V y la vacuna desarrollada en conjunto por AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Los ensayos clínicos comenzarán a finales de febrero. En tanto que los estudios permitirán evaluar la inmunogenicidad y seguridad del uso combinado de ambas vacunas. En tanto que la investigación se llevará a cabo en el transcurso de seis meses en varios países con 100 voluntarios reclutados en cada uno.