Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

Al estudiar podología, seguro que, nada más acabar tus estudios acabarás trabajando en la clínica de alguien y esto es algo que te permitirá adquirir destreza, conocimientos y técnicas que durante tu época de estudiante no conocías. Si después de un tiempo, ya te sientes preparado para montar tu propia clínica de podología y así trabajar de lo que te gusta desarrollando tu carrera, no te preocupes porque aunque te pueda parecer algo totalmente imposible, lo puedes lograr si sigues unos sencillos pasos que a continuación te vamos a detallar.

Colegiarte

Este es el primer paso a tener en cuenta a la hora de montar tu propia clínica de podología. Una vez te hayas colegiado, puedes iniciar los trámites de alta, obtención de permisos y licencias, así como la búsqueda de local y otros trámites imprescindibles.

Darte de alta como autónomo

Para poder ejercer y tener tu propia clínica de podología, tendrás que darte de alta como autónomo, como persona física o Sociedad Limitada y es que este es un paso crucial para poder montar tu clínica podológica ya que, como empresa legal, podrás ejercer tu actividad y facturar.

Búsqueda de local

Tras los trámites burocráticos es el momento de que busques un local o piso en el que poder montar tu clínica podológica y poder desarrollar así tu actividad profesional. En este sentido, son varias las opciones que se abren: comprarlo, partir de un negocio traspasado o alquilar el espacio, aunque siempre debe cumplir con las condiciones necesarias para favorecer una libre circulación y evacuación.

Lo ideal es que elijas un local a pie de calle con rampa para personas en silla de ruedas o elevador o bien un piso con ascensor, sin barreras físicas que puedan dificultar el paso de una persona con problemas de movilidad o con una enfermedad en los pies. Es decir, debes apostar por un negocio 100% accesible.

Apertura

Tras todo esto, debes preguntar por toda la normativa referente a este tipo de negocios y solicitar la licencia de apertura del mismo, así como la licencia de obras. Todo para que ejerzas tu actividad como podólogo de forma legal y responsable.

Trabajadores

Si vas a contratar a trabajadores, deberas inscribirlos y contratar un plan de prevención de riesgos laborales y también un seguro de Responsabilidad Civil.

Equipamiento

A la hora de montar tu clínica de podología deberás escoger los materiales y equipamiento básico que necesitas para la misma. Necesitarás mobiliario, equipamiento profesional y material para desarrollar tu actividad.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica