Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

Existe una amplia discusión en marcha sobre la conveniencia de mantener guardias 24 horas para los médicos y el personal sanitario en general. 

¿Es conveniente?

A pesar de que las guardias médicas de 24 horas son una práctica usada en muchos países del mundo, algunos especialistas están comenzando a cuestionar su conveniencia y a estudiar sus posibles consecuencias en la vida de los médicos, enfermeros, terapeutas, etc.

Te puede interesar: 3 consejos para ofrecer contenido de valor en tu blog médico

En Ecuador, este fenómeno ha sido objeto de controversia y muchos reclamos por parte de los profesionales de la salud hacia el estado. Sin embargo, el articulo 25 del reglamento de la LOSEP (Ley Orgánica del Servicio Público) establece claramente que el sistema de salud está sujeto al modelo de “jornadas especiales”, y que éstas serán definidas según convenga por las autoridades institucionales en conjunto con el Ministerio de Trabajo.

Consulta el reglamento de la LOSEP.

Debido a la insuficiencia de personal médico y la falta de recursos estatales, es muy común que los médicos y profesionales de la enfermería deban hacer guardias hasta de 24 horas, especialmente cuando se trata de centros de salud públicos.

Pero, ¿Cuáles son los verdaderos riesgos que las guardias médicas de 24 horas tienen para la salud física y psicológica de los profesionales?

Estrés y cansancio crónico

Una de las consecuencias generadas debido a la exposición permanente a jornadas de trabajo extendidas, es el estrés. 

Por lo general, las jornadas de trabajo en el campo de la salud son sumamente estresantes, pues los profesionales tienen en sus manos la vida de los pacientes, literalmente. 

Los cuadros de estrés pueden desencadenar una serie de consecuencias graves para la salud, desde alteraciones del comportamiento hasta el suicidio.

Consecuencias derivadas de la privación del sueño

Un estudio de la NCBI en Estados Unidos, demostró que la privación del sueño durante períodos superiores a 24 horas, equivaldría a un aumento de 0.1 grados de alcohol en la sangre. 

Esta condición podría conducir a los médicos a sufrir de una gran cantidad de alteraciones en el desempeño psicomotor; no contarán con la misma capacidad mental para dar respuestas oportunas y la destreza manual para algunos procedimientos se verá comprometida.

Alteración del ritmo cardíaco

Uno de los primeros cambios físicos que los médicos notan después de cubrir una guardia de 24 horas o superior, es un cambio drástico en el ritmo cardíaco.

A pesar de que es un síntoma que se calma luego de algunas horas de sueño, la exposición prolongada a estas rutinas puede causar daños permanentes en el funcionamiento del corazón.

Aumento en el margen de error

La falta de sueño puede conducir a una atenuación considerable en la capacidad de respuesta y coordinación por parte de los profesionales de la salud. Los médicos cansados son mucho más propensos a cometer errores mecánicos o de juicio que podrían costarle la vida a un paciente.

Pérdida de la vida social

Vivir bajo un esquema de varias guardias de 24 horas a la semana, hará que tu vida social desaparezca por completo. Cuando no estés de guardia, estarás durmiendo en casa o haciendo otras actividades de tu rutina diaria.

Lo cierto es que no tendrás tiempo para reuniones sociales, lo que a largo plazo puede afectar seriamente tu salud psicológica y tu autoestima. 

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.