Para enfrentar la actual crisis sanitaria se han presentado múltiples innovaciones que a través de la tecnología ofrecen soluciones. Aunque se puede pensar que sólo los países más desarrollados cuentan con las herramientas suficientes para lograrlo, en realidad no es así. Se ha demostrado que en cualquier lugar existen personas capacitadas con el suficiente ingenio y creatividad para conseguirlo.

Innovaciones hechas en México

En el caso de nuestro país, en fechas pasadas te mostramos un robot diseñado por investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN). Su función es sanitizar con luz ultravioleta los hospitales Covid-19. Con esto se mantiene seguros a los pacientes y también a los trabajadores de la salud.

A su vez, la firma de ingenieros mexicanos Roomie desarrolló un robot humanoide que es capaz de ayudar en el diagnóstico de casos de Covid-19. El equipo incluye un termómetro y un oxímetro que permite la detección de disnea. De esta manera, se puede realizar revisiones a los pacientes sospechosos sin que exista un contacto físico con los médicos.

Transporte sin exposición de pruebas Covid-19

A los casos mencionados ahora se suma un proyecto a cargo de un estudiante de sexto semestre de la carrera de Diseño Industrial del Tec de Monterrey, Campus Estado de México. A través de un dron pretende enviar pruebas Covid-19 desde hospitales hasta los hogares de pacientes sospechosos. El objetivo es evitar que las personas salgan de sus casas, lo que minimizaría al máximo el riesgo de contagio.

La propuesta de Gabriel Arias Mercado surge de una idea para llevar soluciones ante la problemática de salud que enfrenta al mundo y que ha llevado a millones de personas a quedarse en casa, reducir su movilidad y mantener sana distancia. La plataforma funciona con una aplicación de forma similar a las que se usan para transporte privado, donde la actividades principales serían: la entrega de las pruebas a través de los drones, el testeo y la recopilación de datos.

Actualmente el proyecto se encuentra en etapa de refinamiento, en donde se buscan socios principales enfocados en tecnología y operación de drones, que puedan adaptar modelos para el transporte de las pruebas, además de los laboratorios y los hospitales que estén interesados en presentar este servicio. El mercado inicial está contemplado para que sea probado en la Ciudad de México.

Este procedimiento no sólo ayudaría a aumentar la capacidad de tratamiento y el análisis de datos de la actual pandemia de Covid-19 porque el estudiante planea que se implemente en otro tipo de estudios de laboratorio.

Con esta propuesta, Gabriel Arias logró un lugar dentro de los 30 mejores proyectos a nivel mundial dentro del Global Grand Show. Es una iniciativa sin fines de lucro que trabaja con la próxima generación de innovadores de todo el planeta que diseñan proyectos dentro de los campos del diseño, la ciencia y la salud.