Estudio descubre que no parecen existir casos con ceguera congénita y esquizofrenia en comorbilidad

0
139

Una de las enfermedades más complejas es la esquizofrenia. Si bien solo el 1 por ciento de la población la padece, afecta severamente el bienestar físico y mental de los pacientes. Aunque se han propuesto terapias para tratarla a cualquier edad, todavía están lejos de su uso clínico. En parte, porque todavía se desconocen muchos mecanismos de la condición en el cuerpo.

Por eso, no es sorprendente que se sigan descubriendo cosas sobre la esquizofrenia. Como por ejemplo, que parece ser incompatible con la ceguera cortical congénita. Dicho descubrimiento fue realizado por un equipo de la Universidad de Australia Occidental. De acuerdo con los expertos, sus conclusiones parten de analizar 467 mil 945 casos pediátricos entre 1980 y 2001 en el país.

De este casi medio millón de pacientes, solo mil 870 terminaron por desarrollar esquizofrenia. Pero ninguno de los 66 niños con ceguera cortical formaron parte de este grupo. Así, teorizan que las anormalidades en el cerebro que impiden la visión podrían ser un factor protector absoluto. Los investigadores especifican que sus conclusiones, aunque reveladoras, no son absolutas.

La (posible) incompatibilidad de la esquizofrenia y la ceguera

Ya desde mediados del siglo XX se había establecido la sospecha que desarrollar ceguera a temprana edad podría proteger de la esquizofrenia. Pero este estudio australiano es el primero de su tipo en sugerir un tipo de pérdida de visión congénita evitaría por completo el trastorno mental. Vera Morgan, autora líder, apuntó a Research Digest la importancia del descubrimiento.

Este fenómeno aparentemente protector debe ser investigado con cuidado en un entorno clínico. Si determinamos los mecanismos que se esconden en lo profundo, podremos tener una mejor idea de la complejidad de la esquizofrenia. De esta forma, podríamos incluso identificar metas de intervención temprana […]. Pero es necesario recordar que la ausencia de evidencia no significa que hay evidencia de ausencia. Es decir, los números por sí solos no son suficientes.

Hay varias teorías que podrían explicar el aparente fenómeno. Una, que las mejoras provocadas por la ceguera en el cerebro (en percepción del sonido o atención) protegen de la esquizofrenia. Incluso, podría ser que las personas invidentes no son tan vulnerables a una desconexión de la realidad. Así, otras enfermedades psicóticas también serían menos frecuentes en estos casos.

Taboola