En general, las redes sociales son percibidas como un factor que deteriora la salud mental y física.  Lo anterior es porque prácticamente todas las plataformas tienen un efecto neto negativo en el bienestar. Además, al igual que ciertas sustancias, pueden generar poderosos comportamientos adictivos. Los parecidos entre estos sitios y las drogas se multiplican con el tiempo.

Una nueva investigación sobre las redes sociales fue realizada por la Universidad Bond en Australia. En ella, expertos encontraron parecidos entre el abuso de redes sociales y el consumo del alcohol. Puntualmente observaron que los pacientes tienen rasgos de la personalidad muy parecidos. Estos hallazgos fueron publicados en la revista Australian Journal of Psychology.

Redes sociales y alcohol, ¿dos caras de una misma moneda?

Los investigadores analizaron el comportamiento de 143 pacientes. Todos ellos tenían entre 18 y 35 años de edad. Además, se calificaban a sí mismos como usuarios regulares de redes sociales. En el trayecto del estudio, se examinaron múltiples rasgos de la personalidad. Los factores analizados son predictivos para el abuso de alcohol y otras sustancias.

En el transcurso del experimento, no todos los factores de personalidad estudiados coincidieron entre alcoholismo y adicción a redes sociales. Narcisismo e impulsividad aparecen en ambos trastornos del comportamiento. Sin embargo, la acción motivada por una recompensa es predictiva de las plataformas digitales. De forma similar, la incapacidad de identificar sentimientos, propios y de los demás, solo son característicos del abuso de la bebida.

Michael Lyvers, autor líder de la investigación, señala que aún hay trabajo por hacer. Apunta que se requieren más estudios para entender las diferencias entre alcoholismo y adicción a redes sociales. Cuando se comprendan las distinciones, también se podría predecir con mayor precisión otras patologías. Sin embargo, apunta que ya se pueden usar algunas conclusiones en la práctica.

Por ejemplo, si nos basamos en los resultados del estudio, podríamos vigilar la impulsividad. Sería más sencillo detectar pacientes que abusen de sustancias o redes sociales. El narcisismo, en especial la acción por recompensa, puede ayudarnos a diseñar tratamientos específicos. En particular, para otras las adicciones de comportamiento fuera de las plataformas digitales.

Taboola