Estudio NO recomienda estos anticoagulantes en pacientes con Síndrome Antifosfolípido

159

Un estudio publicado por la revista Blood y titulado; “Rivaroxaban vs warfarin in high-risk patients with antiphospholipid síndrome”. Indica que algunos Anticoagulantes Orales Directos no son recomendados en pacientes con Síndrome Antifosfolípido y antecedentes personales de Trombosis

Los resultados del estudio indican que la administración de rivaroxaban incrementa el riesgo de eventos trombóticos en pacientes con Síndrome Antifosfolípido y antecedentes de trombosis.

El síndrome antifosfolípido

El síndrome antifosfolípido (SAF) es una enfermedad autoinmune adquirida que se caracteriza por la asociación de eventos tromboembólicos o morbilidad del embarazo y la presencia de anticuerpos antifosfolípidos.

Las pruebas de laboratorio pueden dar positivo en diferentes combinaciones; sin embargo, un grupo particular de individuos, los que presentan positividad para las 3 pruebas de laboratorio (triple positivo), tienen el mayor riesgo de sufrir un primer evento trombótico y una tasa más alta de recurrencia a pesar del tratamiento antitrombótico.

Los individuos triple positivos representan <50% de los positivos para 1 o 2 pruebas que exploran la presencia de anticuerpos aPL.4 La prevención secundaria de eventos tromboembólicos es el objetivo terapéutico principal en estos pacientes, y el tratamiento principal es la warfarina, ya que reduce significativamente recurrencias tromboembólicas.

Los resultados

Sin embargo, la investigación que citamos a continuación arrojó que el rivaroxabán es una alternativa eficaz y segura a la warfarina en pacientes con fibrilación auricular y tromboembolismo venoso.

Se probó la eficacia y seguridad de rivaroxabán en comparación con warfarina en pacientes de alto riesgo con síndrome antifosfolípido trombótico. Este es un estudio de no inferioridad multicéntrico, abierto, aleatorizado con adjudicación de punto final ciego. Se comparó rivaroxabán, 20 mg una vez al día (15 mg una vez al día según la función renal) con warfarina (índice internacional normalizado objetivo 2,5) para la prevención de episodios tromboembólicos, hemorragias graves y muerte vascular en pacientes con síndrome antifosfolípido.

Solo se incluyeron en el estudio pacientes de alto riesgo triple positivo para anticuerpos anticoagulantes lúpicos, anticardiolipina y anti-β2-glicoproteína I del mismo isotipo (triple positividad).

El ensayo finalizó prematuramente después de la inclusión de 120 pacientes (59 asignados al azar a rivaroxabán y 61 a warfarina) debido a un exceso de eventos entre los pacientes del grupo de rivaroxabán.

¿Cuál es mejor?

El seguimiento medio fue de 569 días. Hubo 11 (19%) eventos en el grupo de rivaroxaban y 2 (3%) eventos en el grupo de warfarina. Se produjeron eventos tromboembólicos en 7 (12%) pacientes aleatorizados a rivaroxabán (4 accidente cerebrovascular isquémico y 3 infarto de miocardio), mientras que no se registró ningún evento en los aleatorizados a warfarina. Se produjeron hemorragias graves en 6 pacientes: 4 (7%) en el grupo de rivaroxabán y 2 (3%) en el grupo de warfarina. No se informó de muerte.

Cabe mencionar que el uso de rivaroxabán en pacientes de alto riesgo con síndrome antifosfolípido se asoció con una mayor tasa de eventos en comparación con warfarina, por lo que no mostró beneficio y un riesgo excesivo.

Notas relacionadas:

Cuáles son los tipos de inyecciones que todo estudiante de Medicina debería conocer?

Medicamentos que han mostrado funcionar contra la Covid-19

Cofepris ordena pedir receta para venta de fármacos contra la Covid-19, ¿aumentarán las consultas?