Estudio revela que los médicos con menos empatía son los más demandados

467

La neglicencia, ni los errores médicos son la mayor causa de demandas por parte de pacientes a médicos. Sorpresivamente, los médicos más demandados son los que carecen de empatía.

Esta clase de profesionales de la salud se caracterizan negarse a ponerse en los zapatos de sus pacientes a nivel psicológico.

La anterior aseveración podrían hallar una respuesta en la vida tan acelerada en la que vivimos, pues algunos médicos han mencionado que ahora, debido a la falta de tiempo, deben reducir los tiempos de consulta con sus pacientes y atenderlos casi de forma automática, sin hacer el intento de implicarse. Y sin embargo, aquí es donde puede radicar el problema que afecta la relación médico-paciente y sus respectivas consecuencias. 

Un estudio publicado en la revista Annals of Internal Medicine, llamado “Let me see if I have this right”, pone sobre la mesa las formas de cómo construir un vínculo empático con los pacientes, un concepto simple, pero que resulta de gran importancia para construir fuertes lazos de confianza con los pacientes.

Dicho artículo plantea la hipótesis de que el establecimiento de la conexión emocional médico-paciente, requiere de tiempo hasta averiguar cómo el paciente se siente con el servicio brindado por sus médicos: “Una de las principales quejas de los pacientes es la falta de atención que demuestran algunos médicos durante la consulta. Pero los médicos también suelen quejarse de la falta de tiempo, aspecto que les impide atender como se debe a sus pacientes. Muchos profesionales de la salud atribuye esta dificultad a las actividades administrativas, lo que les eleva a poner más atención a su teléfono o computadora que al mismo paciente”.

De acuerdo al citado artículo, muchas demandas judiciales podrían evitarse si la empatía jugara un papel primordial en la relación médico-paciente, de esta manera el médico se volvería más preciso en sus diagnósticos y el paciente se sentiría más satisfecho con el servicio y demostraría más lealtad a su médico.

Para finalizar, el artículo menciona que “ los médicos más demandados muestra poca compenetración emocional, realizan consultas más cortas, no externan preocupación ante las dudas de sus pacientes y tampoco se aseguran de responderlas, lo que equivale a una kilométrica desconexión emocional”.