Celebraciones, festividades, días libres e incluso fines de semana no son ideales para muchas cosas. Como una buena parte de la fuerza laboral descansa, algunos servicios se ven limitados. Este fenómeno afecta incluso a la atención médica. Un grupo de investigadores confirmó que ingresar a un hospital en estas fechas es especialmente riesgoso. Particularmente en Navidad.

El estudio fue publicado en la revista BMJ. La investigación, por su parte, fue liderada por la Universidad de Toronto. De acuerdo con Lauren Lapointe-Shaw, coautora del documento, los pacientes corren un mayor riesgo. Esto es porque, tanto en consultas, un hospital o servicios de urgencia, son más probables los doctores fatigados, personal insuficiente o errores médicos.

Todos notamos cosas similares al cuidar de los pacientes que se admitían en el periodo vacacional de diciembre. Tanto yo como mis colegas teníamos esta experiencia empírica. Incluso, anécdotas y mitos sobre este fenómeno. Sencillamente, las personas que eran dadas de alta de un hospital durante estas celebraciones decembrinas tenían un riesgo mayor.

Ir a hospital en Navidad, una mala costumbre para la salud

Para su análisis, los investigadores obtuvieron datos de más de 670 mil pacientes. Todos ellos fueron dados de alta de algún hospital en Ontario entre 2002 y 2016. Cada año, eligieron tres periodos de tiempo para observar. Primero, las dos semanas de Navidad y Año Nuevo. Después, dos segmentos de 14 días en cualquier momento del año que no abarcara una festividad.

Se analizaron cuatro fenómenos. Primero, las condiciones en las que se da de alta a los pacientes del hospital. Después, la incidencia de consultas de seguimiento a la 1 y 2 semanas. Por último, el riesgo de readmisión o muerte a la 1, 2 y 4 semanas de haber sido internado. En todos los casos se presentó un ligero porcentaje de mayor riesgo.

Lapointe-Shaw señaló que, por cada 100 mil pacientes, se detectaron 26 muertes adicionales. Asimismo, en Navidad se tiende a tener 188 readmisiones al hospital extras, 483 visitas más a urgencias y casi 3 mil menos citas de seguimiento. La experta reafirmó que deben endurecerse las reglas de atención en estas festividades.