Factores ambientales y conductuales pesan más que la herencia en incidencia del cáncer de mama

Tabaquismo, consumo de bebidas alcohólicas y la poca actividad física son más importantes en la predisposición al cáncer de mama que la historia familiar

0
72

En México, los diferentes tipos de tumores son una causa líder de muerte entre los pacientes. Pero entre la población femenina, el cáncer de mama es particularmente mortal. Cada año se detectan 14 mil casos nuevos en el país. Por la falta de un diagnóstico temprano, frecuentemente la neoplasia es mortal. Los tamizajes son, por lo regular, recomendados a personas con un historial familiar. Pero los factores hereditarios son de los menos importantes en su incidencia.

Así lo aseguró un especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En un comunicado, Juan Salvador Reyes Salinas comentó que hay otros factores de mayor peso. Apuntó que solo un 10 por ciento del cáncer de mama se explica por la herencia. Su incidencia se debe principalmente a elementos conductuales y ambientales, en control de la paciente.

En todo el país se ha incrementado el cáncer de mama. Hace 5 años se sabía más del cérvico-uterino, pero hoy en día prevalece esta neoplasia. No hay una causa específica de su origen. Se trata más bien de una enfermedad multifactorial. Además, si se detecta en una etapa temprana, hay una buena probabilidad de curación y evitar que se vuelva invasivo. Por el contrario, un diagnóstico tardío significa una mayor probabilidad de alcanzar una etapa de metástasis.

Cáncer de mama, en manos de los pacientes

El jefe del Departamento Clínico de Oncología Médica y Radioterapia del Hospital de Especialidades de San José del IMSS Puebla apuntó que hay formas de prevenir la neoplasia. Esto, porque la tasa del cáncer de mama es más conductual que hereditaria. Apuntó que el tabaquismo, el consumo de alcohol y la falta de ejercicio físico motivan la aparición de tumores.

Sin embargo, recordó que la herencia también debe influir en el tamizaje del cáncer de mama. Las pacientes sin historial familiar deberían hacerse estudios propios después de los 40 años. Entre ellos, el papanicolau, colposcopías, autoexploración y mastografías. Pero, en caso de existir un riesgo hereditario, la realización de este tipo de análisis deberían recomendarse desde antes.

Taboola