Mientras algunas farmacéuticas han comenzado a publicar los resultados finales de sus ensayos de vacunas contra la Covid-19, también continúa el trabajo para desarrollar medicamentos específicos. Inclusive algunas de las investigaciones se han enfocado en fármacos ya existentes para verificar si funcionan contra esta nueva cepa de coronavirus. Aunque de momento ninguno ha logrado demostrar ser una cura real, lo que se pretende es reducir las molestias en el paciente y que la probabilidad de mortalidad sea la menor posible.

En ese sentido, se debe recordar que en marzo pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) inició el proyecto llamado “Solidarity”. Se trata del ensayo clínico de su tipo más grande que se ha realizado hasta el momento. Contó la participación de más de 500 hospitales ubicados en países como España, Argentina, Bahrein, Canadá, Francia, Irán, Noruega, Sudáfrica, Suiza y Tailandia en donde se atendieron a más de 13 mil pacientes y se analizó la efectividad de cuatro medicamentos.

Al final se obtuvo que el único fármaco que realmente disminuye de manera significa los síntomas y el riesgo de mortalidad es la Dexametasona. Aunque también se hizo la precisión de que sólo funciona para pacientes en estado muy grave que permanecen internados en un hospital. De ninguna manera debe ser consumida por iniciativa propia del paciente o en etapas tempranas porque puede ser contraproducente.

Combinación avalada por la FDA

Pero ahora la mayor noticia es que la Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha publicado un boletín en el que autoriza de emergencia una nueva combinación de fármacos como tratamiento contra la Covid-19. Con base en lo que se lee en el documento, el consumo de baricitinib y remdesivir ayuda a mejorar la probabilidad de recuperación en los pacientes infectados.

La decisión fue tomada a partir de un ensayo realizado con mil pacientes asignados aleatoriamente. Lo que se obtuvo es que hubo una reducción de aproximadamente un día en el tiempo promedio de recuperación para quienes recibieron la combinación en comparación de los que sólo consumieron remdesivir.

También se menciona que la combinación de ambos fármacos demostró generar efectos positivos tanto en adultos hospitalizados como en pacientes pediátricos mayores de dos años que requerían oxígeno suplementario, ventilación mecánica o membrana extracorpórea oxigenación (ECMO).

Mientras que un aspecto muy importante es que la FDA hace énfasis es que “baricitinib estará autorizado sólo mientras dure la declaración de emergencia de que existen circunstancias que justifiquen su uso contra esta enfermedad”.

¿Qué dice la OMS?

Por otra parte, la noticia llega justo el mismo día en el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado que no recomienda el uso de remdesivir en pacientes Covid-19. En su caso, menciona que el consumo de dicho fármaco no ha mostrado evidencias contundentes de que mejore las expectativas de éxito en los pacientes. Aunque en ningún momento se menciona algo sobre la posibilidad de administrarlo de manera conjunta con baricitinib.