A raíz de la pandemia ha existido un cambio con respecto a la opinión general que se tiene acerca del personal médico. Por su actividad tan valiosa en estos momentos se les ha llamado héroes. Se encuentran en la primera línea de batalla y arriesgan su integridad en todo momento. A pesar del riesgo no han dudado en brindar todo su apoyo para atender a la mayor cantidad posible de pacientes. Su actitud ejemplar ha sido reconocida con incentivos como bonos económicos y preseas. A la fecha se calcula que al menos en México han logrado la recuperación de más de 500 mil infectados.

Pero aunque la mayoría de la población reconoce el trabajo de los profesionales de la salud, también existen algunas excepciones. Por desgracia, durante los últimos meses se han notificado casos de agresiones físicas y verbales contra médicos y enfermeras en nuestro país. Los casos van desde aventar cloro para supuestamente desinfectarlos hasta impedir su ingreso a ciertos establecimientos.

Ahora se ha dado a conocer un nuevo incidente que ha provocado la indignación de todo el gremio y el inicio de movilizaciones. La detonante fue una declaración pública realizada por el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa.

El inicio de la discusión

Todo parte de supuestas negligencias médicas cometidas en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 20 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). El gobierno apoyó las denuncias penales sin investigar a fondo lo ocurrido en búsqueda de la razón. Precisamente eso es lo que ahora se cuestiona.

Como respuesta, durante este domingo cientos de médicos realizaron varias manifestaciones públicas en la entidad. Lo que exigen es que antes de criminalizar la profesión primero se investigue las condiciones en las que deben laborar los profesionales de la salud.

En ese sentido, el personal médico coincide en que han tenido que enfrentar la pandemia con el mínimo de personal y equipo deficiente. Por lo mismo, aunque desean atender a los pacientes no cuentan con las herramientas para hacerlo al instante.

Médicos hacen mucho con muy pocos recursos

Sumado a lo anterior, los médicos de Puebla también exigen la construcción de más unidades hospitalarias y el envío de personal para completar las plantillas médicas. También señalan que este tipo de acciones de parte de funcionarios son las que alientan las agresiones contra los profesionales de la salud.

A pesar de todas las adversidades e inconvenientes, el personal médico hace su mayor esfuerzo para laborar con los pocos recursos a su disposición. Por lo mismo, señalan que las fallas no sólo son responsabilidad de ellos sino que vienen de más arriba. La nula inversión que se ha hecho en este sector también influye en que se presenten este tipo de incidentes.

Por otra parte, no es la primera ocasión que el gobernador Barbosa se ve inmerso en una situación de este tipo. Hace unos meses también fue criticado cuando afirmó que los médicos habían perdido la vocación de curar y ahora sólo piensan en dinero. Su declaración fue muy mal vista por el gremio de la salud y se le exigió una disculpa pública que nunca llegó.