Aunque América Latina fue una de las últimas zonas geográficas en que se presentaron casos de Covid-19, a la fecha es una de las más afectadas. Mientras que en otros territorios ya se ha logrado un control y cierta estabilidad del problema de salud, pública, aquí no se ha conseguido. La mayoría de naciones viven en peligro constante y las cifras diarias de nuevos contagios y decesos se mantienen en aumento.

Aunque cada nación tiene sus propias características, uno de los motivos que ha propiciado este fenómeno es el descuido por los sistemas de salud. La mayoría de los países latinoamericanos contaba con hospitales con equipo precario desde antes de la pandemia. Además, al igual que México, el déficit de personal sanitario es otro de los inconvenientes.

Si bien, en la actualidad Brasil es el país que acumula más fallecimientos por Covid-19 en toda Latinoamérica, el panorama cambia cuando se hace una división entre el total de habitantes de cada nación.

Países con mayor tasa de mortalidad Covid-19

Con lo anterior en mente, a partir de los datos de la Universidad Johns Hopkins reunidos por Statista, Chile es el país con la tasa de mortalidad por Covid-19 más alta de la región. A la fecha presenta 37.3 decesos por cada 100 mil habitantes.

En segundo lugar se encuentra Perú con una tasa de 37.1, seguido de Brasil con 34.4 fallecidos. Después está Ecuador con 29.5 y en el quinto lugar aparece México con 27.7 decesos por cada 100 mil personas.

Además también se deben de tomar en cuenta otros inconvenientes que se han observado en nuestro país. Uno de ellos es que cuenta con la tasa de mortalidad por Covid-19 en médicos más elevada del mundo.

Del total de víctimas mortales que se han reportado en México, el 2.6 por ciento corresponde a personal médico. No existe otro país en el mundo que cuente con un índice tan elevado de fallecimientos de este tipo. En Estados Unidos la proporción es de 0.54 por ciento; en China del 0.50 por ciento y en el Reino Unido del 0.40 por ciento.

A partir de las cifras mencionadas se puede observar que la crisis sanitaria se mantiene en activo. Inclusive lo más preocupante es que algunos especialistas afirman que todavía no se ha llegado al pico de la pandemia.