La vitamina C y sus beneficios

73

La vitamina C es sin duda alguna uno de los elementos más importantes para ayudar a proteger las células contras los daños causados por los radicales libres, es decir, es un elemento hidrosoluble que tiene como objetivo primordial eliminar del cuerpo todo tipo de particular que puedan estar afectado las células, haciendo que el organismo se deteriore y que las personas puedan padecer de enfermedades como el cáncer. También busca dar crecimiento y reparación de los tejidos para evitar lesiones, proteger el corazón, la piel y sobre todo el sistema inmunológico

Además, la vitamina C ha demostrado ser un excelente antioxidante, lo que hace que el proceso de vejez sea más lento, la piel y el cabello se vea más brillante y ayude a combatir los daños provocados en el cuerpo a causa de los años.

La vitamina C debe de ser consumida diariamente, esta puede ser encontrada en ciertas frutas y verduras y aunque se cree equivocadamente que la naranja y el limón son los alimentos que más vitamina C posee, están también en la lista las guayabas, el pimento rojo, el kiwi, el brócoli e incluso la fresa y la col rizada. Estos alimentos poseen una cantidad extraordinaria de vitamina, al igual que todos los cítricos, los cuales son considerados como otras fuentes del mismo.

Hábitos alimenticios para obtener vitamina C

Los nutricionistas y médicos en general están muy de acuerdo con el tema de que comer sano siempre va a tener sus ventajas, ya que al tener una buena alimentación se tiene un buen funcionamiento en el organismo y se evitan enfermedades, es por esto, que los médicos recomiendan el consumo de alimentos ricos en Vitamina C, eso sí, sin llegar a los excesos, ya que se advierte que los riesgos de consumir vitamina C en grandes cantidades puede llegar a ser perjudicial para la salud.

He aquí algunos beneficios del consumo consiente de la vitamina C

  1. Apoya de manera eficiente a la recuperación de cartílagos y huesos, ya que acelera los procesos de sanación y genera mayor fortaleza en el organismo para evitar que los daños sean repetitivos en el tiempo
  2. Es un excelente antioxidante, por lo que ayuda a prevenir enfermedades de la piel, degenerativas o incluso las relacionadas con la mutación de células como el cáncer.
  3. Por lo anteriormente mencionado, la vitamina C es ideal para la pronta recuperación de heridas y lesiones, ya que es un muy buen cicatrizante y repara el tejido de manera más rápida y eficaz
  4. Además, apoya a los seres humanos a prevenir enfermedades relacionadas con problemas respiratorios, ya sean gripas o resfriados, ya que disminuye significativamente los síntomas, haciendo que se tenga un escudo protector en el sistema inmunológico.
  5. El consumo moderado y controlado de vitamina C previene enfermedades cardiacas ya que por medio de esta vitamina se disminuye la cantidad de grasas en el organismo, reduciendo así las posibilidades de infartos o fallas en el sistema cariaco.