Se viven momentos complicados por la pandemia de Covid-19 y su impacto se puede apreciar en todos los aspectos de la vida. En el caso de los profesionales de la salud, se estima que el 70 por ciento de consultorios privados han sufrido una disminución en el número de pacientes. El temor por supuestamente infectarse en la sala de espera ha provocado un efecto de alejamiento.

Con lo anterior en mente, un primer reto es atraer a los pacientes para que acudan contigo. Pero eso no es suficiente porque también debes esforzarte para que una vez que lleguen contigo, no te cambien por otro de tus colegas. Las relaciones a largo plazo son el objetivo que debes de proponerte con cada una de las visitas que recibas.

Conseguir nuevos pacientes y nunca soltarlos

Otro punto a considerar es que resulta muy diferente conocer la teoría de la Medicina que la práctica. En la escuela enseñan todos los conocimientos pero en la mayoría de las ocasiones se ignoran aspectos como la manera en que se puede proyectar seguridad y generar empatía en los pacientes. Son rubros muy importantes porque marcan diferencia y representan la clave entre un médicos y los demás.

A partir de pequeños detalles en tu servicio es que puedes lograr fidelizar a tus pacientes. Generar lealtad hacia ti y tu consultorio es un aspecto fundamental y por el que vale la pena poner todo tu esfuerzo.

Otro punto importante de la fidelización de pacientes es que al ganar la confianza de uno, vas a conseguir que él te recomiende entre sus familiares y amigos. De tal forma, se convierte en otra manera de impulsar y hacer crecer tu consultorio.

Los pequeños detalles que marcan grandes diferencias

Para alcanzar la fidelización de los pacientes lo más importante es siempre ofrecer una atención personalizada. No debes de verlos como números de expedientes sino como las personas que son. Desde llamarlos por su nombre hasta preguntar lo que hicieron en el día, son detalles pequeños pero que generan un gran cambio de percepción a la atención que están recibiendo.

De igual forma, para alcanzar la lealtad anhelada debes de pensar en lo que a ti te causa disgusto para que no lo hagas con tus pacientes. En especial, los tiempos de espera afuera del consultorio son muy molestos, por eso debes diseñar muy bien tu agenda para que las consultas que tengas siempre inicien a la hora marcada. De no ser así, desde el momento en el que las personas ingresen a tu consultorio van a mostrar una mala actitud.

Además recuerda que los pequeños detalles suelen ser los más valiosos. Al momento de crear la base de datos con los pacientes de tu consultorio revisa las fechas de cumpleaños. Cuando llegue el día, pide a tu equipo de colaboradores que le envíen una felicitación por correo electrónico. Aunque puede parecer un aspecto sin importancia, vas a mostrar que no eres como el resto de tus colegas.

Si bien, todos los consejos mencionados se pueden aplicar en cualquier momento del año, ahora que se vive una contingencia sanitaria son todavía más relevantes. Debes buscar atraer a los pacientes a tu consultorio y una vez que lo consigas, nunca hay que soltarlos.