Se viven momentos complicados a raíz de la actual pandemia por Covid-19 y tú lo sabes bien. La problemática ha impactado en todos los rubros y eso incluye al de la salud. Se estima que el 70 por ciento de los consultorios médicos privados de nuestro país han sufrido una disminución en el número de pacientes. El motivo es porque muchas personas suponen que podrían infectarse si acuden y por eso prefieren abstenerse.

Ante la situación descrita hay muchos aspectos adversos que se deben tomar en cuenta. En primera instancia los propios pacientes son los más afectados porque si no atienden una molestia desde sus primeras manifestaciones se puede complicar. Al mismo tiempo, al no solicitar la valoración de un profesional de la salud tienden a recurrir a la automedicación.

Llegar a nuevos pacientes sin descuidar a los actuales

A su vez, tú como médico también te ves afectado porque aunque disminuyan las consultas los gastos se mantienen estables. Desde la renta el local, el salario de los colaboradores y el pago de servicios como agua y luz se deben cumplir. Por eso en ocasiones anteriores te hemos ofrecido algunos consejos para conseguir nuevos pacientes durante una contingencia.

Pero así como es importante llegar a nuevas personas, tampoco debes descuidar a tus pacientes actuales. Cada uno de ellos acude contigo porque ya conoce tu servicio y le gusta, aunque si no muestras interés es bastante probable que prefieran cambiarte por alguno de tus colegas.

En primer lugar es conveniente contar con una base de datos de los pacientes. De esta manera puedes ponerte en contacto con ellos a través de mensajes, correos o llamadas telefónicas. Tú debes de ser el que inicie la conversación para que les hagas notar que te importan.

También te puedes apoyar en la tecnología y mantenerte en contacto con los pacientes a través de redes sociales. El objetivo es jamás abandonar a las personas, en especial en los momentos actuales en donde prevalece la incertidumbre.

Paciente satisfecho siempre atrae a más personas

Otro punto importante de la lealtad en pacientes es que al ganar la confianza de uno, vas a conseguir que él te recomiende entre sus familiares y amigos. De tal forma, se convierte en otra manera de impulsar y hacer crecer tu consultorio.

Ahora, con respecto a la atención, todo inicia desde el saludo verbal cuando el paciente entra al consultorio. También es conveniente que personalices cada servicio al nombrar a las personas por su nombre o apellido. No los veas como números de expedientes sino como las personas que son.

Evitar demoras al inicio de la consulta

De igual forma, para evitar el disgusto de los demás debes de respetar su tiempo. Con esto en mente, procura que todas las consultas previamente agendadas inicien a la hora acordada. Los tiempos de espera afuera del consultorio son muy molestos, por eso debes diseñar muy bien tu agenda. De no ser así, desde el momento en el que las personas ingresen van a mostrar una mala actitud.

Además recuerda que los pequeños detalles suelen ser los más valiosos. Al momento de crear la base de datos con los pacientes de tu consultorio revisa las fechas de cumpleaños. Cuando llegue el día, pide a tu equipo de colaboradores que le envíen una felicitación por correo electrónico. Aunque puede parecer un aspecto sin importancia, vas a mostrar que no eres como el resto de tus colegas.

Todos los consejos mencionados te serán de utilidad a lo largo de la actual crisis sanitaria. Recuerda que aunque de manera paulatina se regresará a las actividades cotidianas, el mundo nunca volverá a ser como antes. No descuides la relación que has generado con tus pacientes para que sigan siendo adeptos a tus servicios.