Los contagios por coronavirus no muestran una disminución real en nuestro país. Hasta este momento se han registrado un millón 899 mil 820 casos totales y 162 mil 922 defunciones. Con esto México se mantiene en el tercer lugar a nivel mundial con respecto al número de víctimas mortales, tan sólo por debajo de Estados Unidos y Brasil. Aunque existen otros aspectos que también causan preocupación. Uno de ellos es la transformación que ha sufrido el virus SARS-CoV-2 al volverse más resistente e infeccioso.

El coronavirus se transforma

Aunque se han presentado diversas cepas del coronavirus, algunas son catalogadas como las más peligrosas del mundo. De manera concreta, las surgida en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil son las de mayor cuidado.

Con respecto a México, el pasado 10 de enero se confirmó el primer caso de la cepa británica. Se trató de un hombre procedente del Reino Unido y quien llegó a Tamaulipas. De inmediato se iniciaron los protocolos necesarios aunque a los pocos días el paciente falleció.

Pero ahora se ha dado a conocer que existen otros cuatro casos confirmados de esta cepa en nuestro país. De acuerdo con el titular de la Unidad de Desarrollo Tecnológico e Investigación Molecular del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre), Ernesto Ramírez González, en las próximas horas se iniciarán las pruebas para contar con más datos sobre la mutación del virus SARS-CoV-2 reportada en Jalisco. Hasta que se cuente con la secuencia del genoma se podrá definir.

Aunque un aspecto muy importante es que aclaró que la mutación E484K no es lo mismo que una variante, ya que ésta es un conjunto de mutaciones que hacen que el virus sea diferente al original.

Además, para considerarse una variante debe causar un impacto en la salud pública: mayor transmisibilidad, cambios en la respuesta inmune y otros.

Proceso a seguir para el análisis del coronavirus

Es por lo anterior que el Indre realizará las primeras secuenciaciones de un fragmento del genoma de las muestras entregadas por la Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ). Se prevé que el 9 de febrero inicie la secuenciación del genoma completo y ocho días después terminaría el proceso. De encontrarse información relevante al concluir el análisis de todo el genoma, será reportado a la Dirección General de Epidemiología.

Explicó que la secuenciación de muestras de virus es compleja porque requiere tiempo y el uso de tecnologías especializadas. Hasta ahora, México ha realizado 748 secuencias genómicas del virus SARS-CoV-2, que lo ubican como el tercer país de América Latina con la mayor cantidad de análisis, después de Brasil y Chile.

Los resultados de la secuenciación genómica que se realizan en México se registran en la plataforma Gisaid, iniciativa de ciencia global que ofrece información científica sobre el comportamiento genómico de los virus de influenza y SARS-CoV-2. Es un repositorio donde todos los países analizan y comparten las secuencias para determinar si existen variantes y su similitud con otras.