¡Haz que tus pacientes se queden para siempre!

323

No sólo se trata de atraer más pacientes a tu consultorio, también debes trabajar arduamente para hacer que se queden y regresen una y otra vez

Para lograrlo debes brindar el mejor servicio, así tus pacientes te serán fieles por muchos años. Toma en cuenta los siguientes consejos que te ayudarán a conseguir eso que tanto deseas: que tus pacientes se queden para siempre.

  • Cuando los recibas, llámalos por su nombre y sonríe, verás que ellos te corresponderán con la misma gratitud.
  • Sé amable y empático con ellos. No los veas como un paciente más. Ellos podrían sentirse mal anímicamente debido a una enfermedad, por lo que tu apoyo podría levantarles el ánimo.
  • Mucha gente detesta los consultorios médicos, las clínicas y los hospitales, así que esfuérzate para que tu paciente se sienta cómodo y relajado. Sé amable.
  • Aguardar mucho tiempo en la sala de espera es detestable, así que procura reducir los tiempos entre cada paciente.
  • Decirle a tus pacientes que los valoras y que harás todo lo que esté a tu alcance despertará en ellos la confianza hacia ti.
  • Escucha atentamente a tu paciente, interactúa con él.
  • Te recomendamos colocar la foto de tu paciente en la parte superior del expediente para que sea más fácil recordarlo cuando llegue.
  • ¿Quieres verte profesional?, ¡vístete como un profesional. Cuida que tu bata y tu ropa luzcan impecables, pues aunque no lo creas, esos detalles inspiran mucha confianza.
  • Recuerda que todos los pacientes son diferentes. Algunos no hablan mucho, otros suelen explayarse. Ante esta situación trata de manejar tus tiempos entre cada consulta para no tardar mucho.
  • La mayoría de los niños son inquietos, así que cuando los recibas en tu consultorio, demuestra paciencia con ellos.
  • No regañes a tus pacientes, oriéntalos.
  • Si un paciente padece una enfermedad grave, puedes sugerir tú mismo una segunda opinión.
  • No seas fatalista cuando des un diagnóstico. Sé claro y sensible.
  • Los cambios siempre son buenos, así que coloca un buzón de sugerencias para que tomes en cuenta las opiniones de tus pacientes.
  • Ofrece diferentes maneras de pago: efectivo, cheques, tarjetas, etc.
  • Una carta de bienvenida a los pacientes nuevos es un gran detalle.
  • Cuida que tu personal sea amable con los pacientes y disciplinados con su trabajo.