Los trastornos de sueño cada vez son más frecuentes y lo puedes observar con tus pacientes. Entre las causas principales se encuentra el acelerado ritmo de vida que predomina en la sociedad actual y el aumento en los niveles de estrés y ansiedad. Como resultado, se estima que más de la población mexicana sufre de este tipo de problemas que ya se han convertido de salud pública.

Consejos para lograr un sueño reparador

En ese sentido, para reducir los malos hábitos de sueño que provoca el confinamiento derivado de la emergencia sanitaria por Covid-19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) publicó algunas recomendaciones que se deben transmitir a los pacientes para evitar que sufran de este tipo de incidentes. Las principales son disminuir el tiempo que se dedica a ver televisión o estar en contacto con equipos móviles. En ambos casos provocan un severo cansancio emocional a las personas.

Por su parte, la Dra. Gittaim Pammela Torres San Miguel, Jefa de la Clínica del Sueño del Hospital General Regional (HGR) No. 1 “Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro”, señala que lo correcto es la realización de una rutina antes de dormir para ayudar al cuerpo a prepararse.

Impacto actual del home office

Agregó que en la actualidad, debido a que las personas pasan todo el día en sus casas, ya no gastan la misma cantidad de energía. Por lo tanto, el cansancio por la noche no es el mismo, aunado a la información diaria acerca de la enfermedad Covid-19, lo que trae como resultado que a la hora de dormir el sueño se vea afectado.

En la mayoría de los casos la gente se cansa de no hacer nada, o ante el aburrimiento prefiere pasar tiempo en sus dispositivos móviles, recostados en la cama, lo que favorece que se queden dormidos por un largo rato.

Indicó que otro aspecto que puede provocar sueño durante el día es la depresión, pues la población al sentirse amenazada por una enfermedad desconocida experimenta miedo y prefieren dormir como una manera de evadir lo que están viviendo.

Ahora que la mayoría de las personas están realizando home office, es muy importante que pongan un horario para realizar el trabajo, y no estar todo el día en ratitos haciéndolo, ya que esto lleva al estrés continuo. Si por la noche aún están trabajando, esto expone a las personas a la pantalla de la computadora, lo que impide la relajación para alcanzar el sueño anhelado.

Comentó que el objetivo es tener un sueño agradable, placentero, rejuvenecedor y libre de emociones negativas.