De todas las tecnologías digitales, no hay ninguna más prometedora que la Inteligencia Artificial (IA). Estos programas prometen automatizar significativamente infinidad de tareas en múltiples sectores. Entre ellos se cuenta la industria de la salud. Ya existen algunos proyectos que incluso ayudan a los pacientes con su diagnóstico. Pero las posibilidades todavía pueden ir más allá.

Una nueva IA, creada por la Universidad Médica de Guangzhou, se enfoca en pediatría. El software, descrito en la revista Nature Medicine, simula el proceso de un médico humano. Es decir, analiza entrevistas con pacientes, historia clínica, pruebas de sangre y estudios de imagen. Con esta información, puede diagnosticar con gran precisión múltiples enfermedades.

IA vs médicos humanos

Kang Zhang,  coautor líder de la investigación, reafirmó que la IA es capaz de detectar varias condiciones. Específicamente, mencionó fiebre grandular, roseóla, gripe, varicela y fiebre aftosa humana. Comentó que, en pruebas clínicas, el software tuvo una precisión de entre 90 y 97 por ciento. Esto le confiere una habilidad superior a profesionales de la salud con poca experiencia.

Creo que podremos realizar la mayor parte de las tareas de un doctor. Sin embargo, la IA jamás podrá reemplazar a los profesionales de la salud. Simplemente les ayudará a realizar mejor su trabajo. Reducir tiempos y mejorar costos. Nuestro software examina datos adquiridos de una amplia base de información. En su análisis, es capaz de detectar relaciones que otros métodos de análisis estadístico habrían omitido. Incluso puede superar a ciertos especialistas humanos.

Para entrenar a la IA, se alimentó al algoritmo con más de 100 millones de datos. Esta información pertenecía a 1.3 millones de pacientes pediátricos en China. Si bien las posibilidades de este programa son interesantes, sus resultados aún son limitados. Zhang y su equipo afirman que un profesional con años de experiencia será siempre más eficaz que su desarrollo.

Taboola