Así actúa la “ictericia”, el síntoma MÁS evidente de la hepatitis infantil desconocida

Uno de los síntomas más llamativos de la hepatitis aguda infantil es la ictericia y acá te contamos como actúa y cómo puedes identificarlo

  • Los primeros 4 casos de hepatitis aguda infantil han sido reportados desde Nuevo León y con ellos, el síntoma más escandaloso es la ictericia.
  • Pero uno de los síntomas más llamativos de la hepatitis aguda infantil es la ICTERICIA.
  • La ictericia es la coloración amarillenta de la piel y las mucosas y acá te contamos cómo actúa.

 

Los primeros casos de hepatitis aguda infantil han sido reportados desde Nuevo León, donde la Secretaria de Salud ha comunicado que se han registrado cuatro casos de pacientes tanto en hospitales públicos como privados.

Los cuatro casos están en observación y todos ellos se encuentran estables, según se dijo en conferencia de prensa.

El anuncio se da a solo una semana de que la Secretaría de Salud federal emitiera un preaviso epidemiológico para llamar a hospitales y laboratorios a estar atentos ante la presencia de posibles casos. De la enfermedad hay documentados ya más de 300 casos de los cuales la mayoría se encontraron en Reino Unido. De momento nadie sabe qué está provocando los cuadros de hepatitis que suelen agudizarse rápidamente.

El brote de hepatitis aguda infantil han sido declarado como prioritario por la Organización Mundial de la Salud. Hay varias hipótesis tras los casos, pero la más respaldada hasta ahora es que los cuadros estén siendo ocasionados por el adenovirus F41 vinculado antes gastroenteritis en niñas y niños.

Sin embargo, uno de los síntomas MÁS evidentes de la hepatitis aguda infantil es la ictericia.

Así actúa la ictericia, el síntoma MÁS evidente de la hepatitis infantil desconocida

La ictericia es la coloración amarillenta de la piel y las mucosas.

En algunos casos, la ictericia puede acompañarse de coluria (orinas de color muy oscuro por la presencia de bilirrubina en la orina) y acolia (heces muy claras por la ausencia de pigmentos derivados de la bilirrubina).

Los síntomas más habituales son:

  • Coloración amarillenta de la piel.
  • Coluria.
  • Acolia.

¿Cuáles son las causas de la ictericia?

La bilirrubina es un producto de desecho de la hemoglobina, que es el contenido principal de los glóbulos rojos. Esta bilirrubina es transformada en el hígado y transportada a través de la vía biliar al intestino delgado y se elimina por las heces.

Por lo tanto, puede producirse ictericia cuando existe un aumento en el ritmo de destrucción de glóbulos rojos (hemólisis), en las enfermedades hepáticas (tanto en las hepatitis agudas como en las hepatopatías crónicas como la cirrosis) y en las enfermedades en las que se produce una obstrucción de la vía biliar (las causas más frecuentes son cálculos biliares y tumores de la vía biliar o del páncreas).

Además, existe un grupo de enfermedades en las que se produce una alteración aislada en el metabolismo de la bilirrubina, sin que se afecten otras funciones del hígado; la más frecuente de ellas es la enfermedad de Gilbert, en la que suele existir una ligera ictericia, sin que ello provoque una limitación en la supervivencia ni en la calidad de vida.

¿Cuál es su pronóstico?

En el adulto, el aumento de los niveles de bilirrubina en sangre no tiene consecuencias importantes, pero, en algunas enfermedades hepáticas crónicas, puede ser un indicio de mala función hepática.

En el niño pueden producirse alteraciones del sistema nervioso, que pueden llegar a ser graves.

¿Cómo se diagnostica la ictericia?

El diagnóstico de la ictericia se basa en la exploración física de la coloración de la piel y las membranas, sobre todo la de los ojos. Además, se realiza analítica de bilirrubina en sangre.En algunos casos, la ictericia puede acompañarse de coluria (orinas de color muy oscuro por la presencia de bilirrubina en la orina) y acolia (heces muy claras por la ausencia de pigmentos derivados de la bilirrubina).En el recién nacido, la ictericia es un signo objetivo clínico caracterizado por el color amarillento de la piel, conjuntiva (blanco de los ojos) y mucosa.

Notas relacionadas:

OJO: Estudio apunta que Ómicron puede tener relación con hepatitis aguda infantil

¿Cómo hacer un podcast de médicos para médicos? Acá te explicamos paso por paso

Cirugía en el metaverso: ¡Por primera vez! Una cirugía de cáncer de mama…