Una característica que está presente en los virus es la tendencia a mutar. Precisamente eso ha ocurrido con el SARS-CoV-2 desde su aparición. En tanto que una de las variantes que más han llamado la atención se dio a conocer hace unos días. En su momento te informamos que en el Reino Unido se había identificado una nueva cepa de coronavirus que habría sido la responsable del aumento exponencial de contagios.

En ese sentido, el gobierno británico publicó los resultados del primer informe análisis genómico que se realiza al respecto. Lo primero que se menciona es que esta variante está asociada con bastantes cambios genéticos inesperados.

Ahora bien, un aspecto relevante es que aunque esta mutación no aumenta el riesgo de mortalidad con respecto a otras, sí es mucho más contagiosa. Inclusive se afirma que tiene una capacidad de transmisión hasta 70 por ciento mayor.

Sumado a lo anterior, hasta este momento ya se han confirmado casos de esta mutación en Italia, Dinamarca, Países Bajos y Australia. Aunque existen sospechas de que ya podría estar presente en otras naciones como Estados Unidos. Por lo mismo, la mayoría de los países europeos han interrumpido los viajes de entrada y salida al Reino Unido. Mientras que en el caso de México se mantiene la comunicación por recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De Sudáfrica al Reino Unido

Pero ahora ha trascendido que se han identificado otras dos nuevas cepas de coronavirus. La primera fue detectada en el mismo Reino Unido y mediante una revisión se corroboró que es distinta a la dada a conocer días antes. La información fue difundida por el Ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, quien añadió que esta variante es más peligrosa.

En ese sentido, mencionó que todo apunta a que la mutación tiene su origen en Sudáfrica, por lo que se trataría de la Variante 501.V2. Desde semanas previas se había alertado que esta nueva cepa era una de las responsables del repunte de casos que enfrenta la nación africana. Hasta el momento se le considera como una de las más peligrosas del mundo desde que se detectó la Covid-19 en China.

Mutación brasileña

Mientras que la segunda nueva cepa fue identificada en Río de Janeiro, Brasil. De acuerdo con los análisis se trata de una nueva mutación de la B.1.1.28 que es la que se encuentra en circulación en Brasil desde principios de año. Aunque en este caso se informa que esta mutación no es más contagiosa ni mortal sino sólo diferente.

De cualquier forma, a decir de los científicos, las vacunas ya existentes y en desarrollo contra la Covid-19 funcionan con la misma eficacia contra esta nuevas cepas. Por lo mismo, afirman que no se debe temer debido a que las inmunizaciones fueron diseñadas para enfrentar este tipo de mutaciones.