Cuando se habla de la salud pública en nuestro país se inmediato se piensa en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Se trata de la institución de su tipo más grande en América Latina gracias a sus más de 70 millones de derechohabientes. El trabajo que realiza es fundamental para atender todas las enfermedades y padecimientos que aquejan a la población. Aunque existen adversidades, la disposición de sus elementos ha sido más fuerte para salir adelante.

Por un decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 19 de enero de 1943 fue creado el IMSS. Eso significa que exactamente hoy cumple 78 años de servir a México. Durante todo este tiempo ha sido testigo de proezas médicas, como trasplantes de todo tipo de órganos, desarrollo de infraestructura hospitalaria e innovación tecnológica y científica de investigación, lo que ha valido a la institución un alto prestigio a nivel internacional.

El reto más grande al que se ha enfrentado el IMSS

Aunque no existen dudas que precisamente en la actualidad enfrenta el mayor reto de su existencia. Nunca antes había vivido una pandemia de este tipo que tuviera un impacto directo en México. Casi se cumple un año de la confirmación de los primeros casos en el país y el problema se mantiene latente.

Como parte de la estrategia para asegurar cero rechazos a enfermos de Covid-19, el Instituto cuenta con una robusta infraestructura que le ha permitido reconvertir 270 hospitales y construir 13 unidades de expansión para atender a convalecientes y evitar la saturación hospitalaria.

Desde que inició la pandemia, el Seguro Social ajustó la periodicidad de sus servicios y mantiene las consultas de especialidades, medicina familiar y de urgencias para atender padecimientos no relacionados a la emergencia sanitaria.

Por su parte, para asegurar la calidad de los servicios de salud, el Seguro Social ahora cuenta con mil 808 unidades médicas divididas en tres niveles de atención: mil 525 Unidades de Medicina Familiar (UMF), 258 Hospitales Generales de Zona y Regionales, así como 25 Unidades Médicas de Alta Especialidad (UMAE).

Hasta antes de esta emergencia sanitaria, en un día típico el IMSS brindaba en promedio 500 mil consultas diarias. Además ayuda en el nacimiento de más de mil niñas y niños, se atienden cerca de 55 mil urgencias médicas, se realizan más de tres mil 800 intervenciones quirúrgicas y más de 800 mil análisis clínicos.

Contratación de personal y aumento de residentes

La actual administración ha establecido el compromiso de modernizar, ampliar la cobertura y fortalecer su servicio médico. Una de las principales acciones es la contratación de 10 mil 974 plazas de nueva creación. También se reasignaron dos mil millones de pesos para reforzar equipamiento especializado y, para preparar a más médicos, el número de becas para residentes pasó de cinco mil 443 a siete mil 814 de 2019 a 2020. En tanto que para este 2021 serán ocho mil 300.

El Seguro Social cuenta con personal médico con visión humanista y generosidad. Por su profesionalismo, los trabajadores del Instituto logran ser amigos de sus pacientes, estar ahí en los momentos más difíciles, ser el consuelo en momentos de incertidumbre y, sobre todo, ser esperanza para millones de mexicanos.