IMSS en riesgo de quiebra por enfermedades crónicas no contagiosas

386

El aumento de casos de diabetes, cáncer y enfermedades cardiovasculares podría poner en riesgo de quiebra al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en los próximos años, ya que actualmente representan el 80 por ciento del gasto en enfermedades, equivalente a 80 mil millones de pesos anuales.

Proyecciones del IMSS advierten que el gasto en enfermedades crónicas no transmisibles crecerá en los próximos años a una tasa promedio anual de 4 por ciento hasta sumar 193 mil 287 millones de pesos en 2050.

En 2013, por ejemplo, la diabetes se ubicó como la principal causa de muerte en el país con 89 mil 420 decesos que representaron una tasa de incidencia de 75.5 defunciones por cada 100 mil habitantes y, actualmente, se calcula que el trastorno afecta unos 11 millones de mexicanos.

El gasto en diabetes sin complicaciones para el IMSS en 2015 ascendió a 11 mil 656 millones de pesos, pero con complicaciones el monto subió a 26 mil 948 millones de pesos, mientras que el costo del cáncer de mamá in situ es de 18 millones de pesos frente a 291 millones de pesos cuando hay metástasis.

Al respecto, Mikel Arriola Peñalosa, director general del instituto, ha señalado que el problema es que los pacientes arriban al IMSS con daños crónicos, los cuales tienen elevados costos.

A esto se suma el hecho de que la esperanza de vida en 2015 fue de 74.9 años, más del doble de la registrada ocho décadas atrás (35 años), lo que implica mayor demanda de atención médica para enfermedades crónicas en la población que envejece, con consecuente aumento de gastos y mayo tiempos de espera en un sistema saturado.

Por ello, una de las mayores apuestas del IMSS para reducir la presencia de enfermedades crónicas no transmisibles y sus costos es desarrollar e implementar estrategias de prevención con programas como PREVENIMSS.

Imagen: IMSS