Con el inicio de la temporada invernal es normal que en nuestro país disminuya de forma considerable la temperatura, lo que provoca un aumento en el número de infecciones respiratorias, las cuales se pueden presentar en cualquier época del año pero es con ambientes gélidos cuando la incidencia es mayor, por lo cual es muy importante que hables con tus pacientes acerca de las alternativas existentes para su prevención y manejo.

En ese sentido, cualquier persona puede contagiarse de infecciones respiratorias virales, pero es la población infantil la que presenta mayores probabilidades de enfermarse, lo que significa que con ellos debes tener especial cuidado en su salud.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en promedio, la población pediátrica puede presentar pueden presentar entre 6 y 8 infecciones respiratorias al año. Este tipo de infecciones representan una de las causas más frecuentes de hospitalización en esta población, originando también numerosas consultas médicas tanto a nivel general como de servicios de urgencias hospitalarios.

Etiología de infecciones respiratorias virales

Aunque las infecciones respiratorias virales afectan a niños de todas las edades, predominan en los infantes menores de 5 años de edad, por lo que se trata del sector de la población que presenta mayores riesgos de contagio.

Como parte de los estudios realizados se ha logrado identificar que los virus más frecuentes son los de tipo Sincicial respiratorio (VRS) que provocan el 50 por ciento de las infecciones que originan hospitalización. A su vez, el grupo de los Rinovirus (RV) provocan el 30 por ciento, seguidos de los Adenovirus, el Bocavirus Humano (HBoV), los cuatro tipos de Parainfluenzavirus (PIV 1-4), el Metapneumovirus Humano (hMPV) y la gripe con porcentajes variables.

Por su parte, las infecciones respiratorias virales se asocian con bronquiolitis y episodios de sibilancias recurrentes como causas más frecuentes de hospitalización, seguidos por neumonías, laringitis, síndromes febriles o gripales y cuadros catarrales en los lactantes más pequeños.

Tratamiento recomendado

Respecto a las mejores formas de atender este tipo de problemas, la mayoría de los casos solo requieren manejo sintomático, hidratación y reposo, los Antiinflamatorios No Esteroideos (AINEs) como el Ibuprofeno (Actron 200mg cápsulas) representan una buena alternativa médica porque ayudan a reducir la sensación de dolor e inflamación relacionados a la infección viral de una forma rápida y efectiva, además de que son de fácil acceso debido a que pueden conseguirse en cualquier farmacia.

Taboola