La alimentación es un aspecto básico en cualquier persona, aunque un inconveniente es que gran parte de la población no lo hace de forma correcta. Mientras que hace unas décadas México sufría de desnutrición, ahora se pasó al extremo opuesto de la obesidad y el sobrepeso.

Obesidad, problema de salud pública en México

A la fecha se estima que tres de cada cuatro adultos en nuestro país presentan exceso de masa corporal. Todo se origina en su alimentación inadecuada porque el secreto no es dejar de comer sino hacerlo de forma equilibrada.

Por lo anterior, la Dra. Mafalda Hurtado, Directora Médica en Abbott, comparte siete nutrientes esenciales que son reconocidos por apoyar la salud inmunológica. No dudes en transmitir la siguienre información a tus pacientes.

  • Las Proteínas son necesarias para producir anticuerpos y células del sistema inmune. Además, algunos de los aminoácidos que las componen son combustible importante para las células del sistema inmune. No se debe olvidar que la proteína ayuda a construir nuevas células, las repara, manteniendo nuestros huesos y músculos fuertes. Por ello, tus pacientes deben asegurarse de incluir la suficiente cantidad en cada alimento, sobre todo que sean de alta calidad biológica como las carnes magras, el huevo y los lácteos.
  • La Vitamina A ayuda a regular el sistema inmune y a proteger el cuerpo ya que mantiene la piel y los tejidos sanos de la boca, el estómago, los intestinos y el sistema respiratorio.
  • La Vitamina C ayuda a desarrollar una piel sana y tejido conectivo, lo que ayuda a bloquear la entrada de microbios extraños. La vitamina C también es un antioxidante que protege a las células (ej. células del sistema inmune) del daño causado por los radicales libres.
  • La Vitamina E funciona como antioxidante, por lo que protege las membranas celulares del daño causado por los radicales libres, y es que las membranas celulares sanas ayudan a mantener alejados a los microbios extraños.
  • La Vitamina D ayuda a activar las células del sistema inmune y a regular su función.
  • El Zinc es necesario para la cicatrización de heridas y para la reproducción celular, lo cual es importante en la síntesis de nuevas células del sistema inmune.
  • Líquidos y electrolitos: Consumir la cantidad adecuada de líquidos (agua) y electrolitos como sodio, potasio y cloruro, ayuda a regular la temperatura del cuerpo.