Aunque pasa el tiempo la situación por la pandemia no muestra signos de mejora. Hasta este momento la Organización Mundial de la Salud (OMS) contabiliza más de 102 millones de casos confirmados y 2.2 millones de fallecimientos. Los contagios por Covid-19 se han extendido a 222 países, lo que representa prácticamente toda la población global. En tanto que se viven momentos complicados en la mayoría de naciones porque no han logrado un control real real de la situación.

Mientras que en extremo opuesto se encuentra la industria farmacéutica que ha conseguido importantes avances. El más grande es el desarrollo de una vacuna contra esta nueva enfermedad. A partir de investigaciones previas sobre otras familias de coronavirus y con la tecnología actual fue posible lograrlo en tiempo récord. Aunque un aspecto sobresaliente es que no sólo existe una inmunización disponible sino varias.

En ese sentido, aunque todas las vacunas contra la Covid-19 que han concluido sus ensayos clínicos o están a punto de hacerlo han mostrado buenos resultados, en algunas han sido mejores que en otras. La forma más sencilla de verlo es en su nivel de eficacia.

Las mejores vacunas del mundo

A partir de los resultados oficiales de cada farmacéutica se puede observar que la mejor que existe en el mundo es la de Pfizer y BioNTech. Ofrece una protección del 95 por ciento a quienes la reciben, además de que hasta el momento es la que ha sido aplicada a más personas en todo el mundo.

Ligeramente abajo se encuentra la vacuna de Moderna que tiene una eficacia del 94 por ciento. Aunque una de sus desventajas es que se trata de la opción más cara del mercado, por lo que sólo se encuentra al alcance de países primer mundo.

En tercera posición se encuentra la vacuna rusa Sputnik V. Aunque al principio generó dudas porque no se conocía si realmente funcionaba contra la Covid-19, precisamente el día de ayer fueron publicados los resultados de su ensayo clínico fase 3. Lo que se obtuvo es que tiene una eficacia del 92 por ciento.

Más abajo se encuentran otras opciones como las diseñadas por Novavax, AstraZeneca, Johnson & Johnson y Sinovac. Aunque un punto a considerar es que de acuerdo con los parámetros internacionales a partir de una eficacia del 50 por ciento se considera a una vacuna como adecuada para su aplicación.

¿Cuál es el objetivo de una vacuna?

Por otra parte, también se debe hacer énfasis en que el objetivo de todas las vacunas no es evitar contagios sino complicaciones que puedan derivar en muertes. De tal forma, las personas que sean inmunizadas sí se pueden infectar aunque gracias a los anticuerpos generados van a sufrir cuadros leves de la enfermedad.