A pesar de que los primeros rastros de internet datan de hace más de medio siglo, ha sido en años recientes cuando ha mostrado su apogeo. Desde que empezó a ser una herramienta al alcance de cualquiera comenzó a mostrar su infinito potencial. En México se estima que más de 70 millones de personas cuentan con conexión en sus hogares, mientras que en el campo de la salud cada vez unidades médicas se han incorporado al mundo digital.

¿Qué es el Internet of Medical Things?

Con lo anterior en mente ha surgido el término Internet of Medical Things (IMT), el cual hace referencia a todos los dispositivos médicos conectados entre sí a través de una red inalámbrica. Los principales son wearables, aparatos para telemedicina y monitoreo de pacientes. Inclusive pueden ser equipos de uso general como computadores y teléfonos pero siempre para el uso de los profesionales de la salud.

A la fecha se calcula que es un mercado que tiene un valor de 58 mil millones de dólares, aunque la cifra se mantiene en aumento. Cada vez es más común encontrar centros sanitarios que cuentan con una red interna para uso médico.

Las proyecciones a futuro muestran que para 2025 existirán al menos 13.3 mil millones de dispositivos conectados por medio de internet. De ellos, un gran porcentaje pertenecerán al sector de la salud.

Beneficios para los médicos

A su vez, gran parte de esta tendencia es debido a las ventajas que ofrecen estas herramientas a los médicos dentro de su vida profesional. Desde cuestiones generales como agendar las consultas hasta mantenerse en contacto con sus pacientes, cada vez más galenos se inclinan por el uso del IMT.

En ese sentido, uno de los beneficios más notorios es la reducción de tiempo. Desde una mejor planificación de la consulta hasta la atención directa a los pacientes. En específico, en el llenado de expedientes clínicos es donde existe un mayor ahorro.

Por otra parte, en la actualidad se vive un apogeo de las consultas médicas online debido a que gran parte de la población no puede salir de sus hogares. De esta manera, el IMT se ha posicionado como un aliado importante de los profesionales de la salud para brindar atención remota a los pacientes.

El cambio ya es visible con respecto a la manera de estar conectado con los pacientes. Aunque a corto y mediano plazo se espera observar todavía más cambios. Con una red interna de internet y la posibilidad de conectar todos los dispositivos médicos, las posibilidades lucen infinitas.