Cirugía para perder peso podría desencadenar anemia en ciertos pacientes, asegura investigación

504

En las últimas décadas las cirugías para bajar de peso se han incrementado exponencialmente, ya sea por cuestiones estéticas o por problemas de salud del paciente; indistintamente de la razón por la que estas cirugías son llevadas a cabo, un estudio reciente encontró que no son recomendables para todo tipo de personas, pues en algunos casos pueden llegar a generar problemas como anemia.

La citada investigación fue realizada por la Universidad de Stanford (SU), ubicada en Estados Unidos, y se basa en el hecho de que este tipo de cirugías provocan una pérdida a largo plazo de glóbulos rojos saludables en el paciente, lo que por consiguiente provoca anemia.

Como parte del trabajo se le dio seguimiento a 74 hombres con una edad promedio de 51 años, mismos que se habían sometido a la cirugía para perder peso conocida como derivación gástrica en Y de Roux. Mientras que la tasa general de anemia antes de la cirugía era de un 20 por ciento, se observó que una década después de la cirugía, la cifra había aumentado a 47 por ciento.

Al respecto, el Dr. Dan Eisenberg, cirujano bariátrico en la Facultad de Medicina de la SU, explicó que es labor del médico analizar cada caso antes de practicar este tipo de cirugías porque en ocasiones puede llegar a ser contraproducente para los pacientes.

La anemia es un problema común en los pacientes que se han sometido a una derivación gástrica y este trabajo ilumina la gravedad del problema en los pacientes que no reciben un tratamiento adecuado porque a pesar de que la operación llega a ser necesaria en cierto tipo de pacientes, no debe ser recomendada para todos.