Estudio: Ivermectina fracasa como tratamiento contra COVID-19

Un nuevo estudio, descartó efectivamente la ivermectina como un tratamiento útil para el COVID-19. Los resultados fueron claros.

Un nuevo estudio, que analizó a más de 1300 personas infectadas con el coronavirus, descartó efectivamente la ivermectina como un tratamiento útil para el COVID-19.

ivermectina COVID

El estudio descartó la ivermectina como un tratamiento para el COVID-19

El fármaco antiparasitario ivermectina, que ha ganado popularidad como tratamiento alternativo para el covid-19. A pesar de la falta de investigaciones sólidas que lo respalden, no mostró signos de aliviar la enfermedad. Esto, según los resultados de un gran ensayo clínico publicado el miércoles.

El estudio, que comparó a más de 1.300 personas infectadas con el coronavirus en Brasil que recibieron ivermectina o un placebo. Descartó efectivamente el fármaco como tratamiento para el COVID-19, dijeron los autores del estudio.

“Realmente no hay señales de ningún beneficio”, dijo el Dr. David Boulware. Experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Minnesota.

Los investigadores compartieron un resumen de estos resultados en agosto durante una presentación en línea organizada por los Institutos Nacionales de Salud. Pero el conjunto de datos completo no se había publicado hasta ahora en The New England Journal of Medicine.

“Ahora que las personas pueden sumergirse en los detalles y los datos, con suerte eso alejará a la mayoría de los médicos de la ivermectina hacia otras terapias”. Así lo dijo el Dr. Boulware.

El LAAARGO recorrido de la ivermectina

Durante décadas, la ivermectina se ha utilizado ampliamente para tratar infecciones parasitarias. Al principio de la pandemia, cuando los investigadores estaban probando miles de medicamentos antiguos contra el covid-19. Los experimentos de laboratorio con células sugirieron que la ivermectina podría bloquear el coronavirus.

En ese momento, los escépticos señalaron que los experimentos funcionaron gracias a las altas concentraciones de la droga. Mucho más allá de los niveles seguros para las personas. Sin embargo, algunos médicos comenzaron a recetar ivermectina para el covid-19. Esto a pesar de la advertencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de que no estaba aprobada para tal uso.

En todo el mundo, los investigadores llevaron a cabo pequeños ensayos clínicos para ver si el fármaco trataba la enfermedad. En diciembre de 2020, Andrew Hill, virólogo de la Universidad de Liverpool en Inglaterra. Revisó los resultados de 23 ensayos y concluyó que la ivermectina parecía reducir significativamente el riesgo de muerte por covid-19.

Si los ensayos más grandes confirmaran esos hallazgos, dijo el Dr. Hill en una presentación en ese momento, “este realmente será un tratamiento transformador”.

En una sola semana las aseguradoras gastaron $2,4 millones en tratamientos con ivermectina

La popularidad de la ivermectina siguió aumentando en el segundo año de la pandemia. El podcaster Joe Rogan lo promocionó repetidamente en sus programas. En una sola semana de agosto, las aseguradoras estadounidenses gastaron $2,4 millones en tratamientos con ivermectina.

Pero no mucho después de que el Dr. Hill publicara su revisión el verano pasado, surgieron informes de que muchos de los estudios que incluyó en el análisis tenían fallas. Y, en al menos un caso, supuestamente eran fraudulentos. El Dr. Hill se retractó de su estudio original y comenzó uno nuevo, que publicó en enero.

En su segunda revisión, el Dr. Hill y sus colegas se centraron en los estudios con menos probabilidades de sesgo. En esa encuesta más estricta, el beneficio de la ivermectina desapareció.

Los resultados fueron claros: tomar ivermectina no redujo el riesgo de que un paciente con COVID-19

En un nuevo estudio publicado el miércoles, el equipo JUNTOS informó sobre sus datos de ivermectina. Entre marzo y agosto de 2021, los investigadores administraron el medicamento a 679 pacientes en el transcurso de tres días.

Los resultados fueron claros: tomar ivermectina no redujo el riesgo de que un paciente con COVID-19 terminara en el hospital.

Los investigadores se concentraron en diferentes grupos de voluntarios para ver si experimentaron beneficios que otros no experimentaron. Por ejemplo, es posible que la ivermectina solo funcione si se toma al comienzo de una infección.

Pero los voluntarios que tomaron ivermectina en los primeros tres días después de una prueba de coronavirus positiva resultaron tener peores resultados que los del grupo placebo.

Notas relacionadas:

COVID-19: Estas son las diferencias entre las variantes de Ómicron BA.1 y BA.2 según…

5 claves sobre finanzas para médicos que SÍ o SÍ tienes que conocer

¿Cómo surgió el símbolo de la Medicina? ¿Conoces su oirgen real?