Dentro de cualquier sistema siempre existen niveles y cuando se trata del sanitario son bastante evidentes. En muchas ocasiones están basados en la experiencia y la formación académica. Aunque sin importar el espacio no significa que unos sean mejores que otros. Dentro de una institución todas las personas son igual de importantes porque la unión de esfuerzos es la responsable de conseguir cumplir las metas comunes.

De tal forma, si tú laboras en cualquier tipo de hospital debes saber que existen jerarquías internas. No en todos los nosocomios son igual de estrictos pero en la mayoría es necesario respetar las categorías para evitar acciones que puedan ser malinterpretadas. Sin importar la institución en la que hayas estudiado es seguro que tú tuviste que pasar por los siguientes niveles.

MIP

En ese sentido, el escalón más bajo dentro de la estructura es el conformado por los Médicos Internos de Pregrado (MIP). Aunque todavía no puedan ser considerados doctores profesionales, ya cuentan con las bases del conocimiento. De forma estricta son estudiantes en la etapa final de su formación pero para poder graduarse requieren asistir a un hospital para conocer de cerca todas las actividades que se realizan.

Aunque no es una regla escrita, por lo regular se recomienda que los MIP le hablen de usted a sus superiores. Es un protocolo de respeto que a la fecha se mantiene en las instituciones. Si no se cumple inclusive puedes ser acreedor a castigos internos.

Médicos pasantes

Un peldaño más arriba se encuentran los médicos pasantes. También son estudiantes que se encuentran en el último año de su etapa formativa. Aunque por lo regular el servicio social se realiza en centros de salud o inclusive en zonas rurales, también hay algunos casos en los que se puede hacer en un hospital.

Residentes

Un poco más arriba se encuentran los residentes y a su vez se clasifican por el año de residencia que lleven. El mayor inconveniente es que a la fecha no cuentan con una figura legal. Por tal motivo, mientras algunos afirman que son médicos en formación, otros aseguran que ya son galenos profesionales. La muestra más clara se observa en el pago económico que reciben, el cual a veces se considera como un salario y en otras como una beca.

Médicos de base

Se trata de todos los profesionales de la salud que ya están contratados formalmente por el hospital. Existen desde médicos generales hasta especialistas y subespecialistas. Son los encargados de atender directamente a los pacientes. Ya cuentan con un horario fijo, salario establecido y prestaciones de ley.

Además de todas las categorías mencionadas también existen otras áreas afines a la salud. Son las conformadas por personal de enfermería, camilleros, laboratoristas y administrativos.

¿Y tú qué otros niveles agregarías en este lista dentro del personal médico?