CASO CLÍNICO: Joven camboyana perdió medio rostro por una aparente sinusitis

364

Una aparente sinusitis se convirtió en un calvario para Soth Rey, una joven camboyana de 18 años, quien terminó perdiendo medio rostro como resultado de su padecimiento.

En diciembre pasado, Rey contrajo una gripe o una alergia (los médicos aún no lo tienen claro) que se complicó, causando en una infección en la nariz y posterior necrosis de la misma.

Medios de comunicación locales informaron que dos hospitales de Camboya evitaron atender a Soth Rey cuando vieron que la necrosis ya había consumido medio rostro y que su familia carecía de los recursos para poder pagar por adelantado el tratamiento.

Algunos diarios detallaron que la enfermedad ya había carcomido media cara hasta dejar una gran herida profunda y oscura. Poco tiempo después, Yulia Khouri, una canadiense que vive en la misma localidad que Rey (Siem Reap), se enteró del caso, por lo que decidió ayudar a través de las redes sociales  invitando a las personas a donar dinero para pagar los gastos médicos de la joven camboyana.

Gracias a lo recaudado, Soth Rey pudo ingresar al hospital privado Sen Sok International, donde llegó el pasado 26 de febrero con 41 grados de fiebre, una neumonía septicémica, deshidratada y con 35 kilos de peso debido a la malnutrición.

Los doctores han visto muchos desastres, pero son resultado de accidentes vehiculares, quemaduras u otros factores, pero esto es carne pudriéndose de forma natural, es una pesadilla, una película de terror, no puedo imaginar la cantidad de dolor que la chica ha sufrido”, declaró Khouri.

Un curandero pudo haber sido el culpable

Boh Rey, la hermana de Soth, narró que una visita rutinaria a una clínica por un catarro o una alergia, se convirtió en meses de agonía que terminará en una reconstrucción facial.

En diciembre acudimos a una clínica donde un médico, tras intentar primero prescribir medicamentos, optó por realizar una cirugía invasiva en la nariz de Soth y después retiró los dientes superiores para supuestamente, sanar una infección.

Sin embargo, después de la operación la salud de Roth se vio comprometida, pero debido a que la familia ya no contaba con el dinero suficiente para seguir pagando el tratamiento, recurrieron a la medicina tradicional, a través de un ritual en el que un curandero sopló y escupió a la joven.

Fue inhumano que los anteriores hospitales no quisieran atender a la joven. Cuando un médico ve a una persona con sangrado, fiebre alta y convulsiones, tenemos que estabilizar su salud, después podemos hablar de ingresar al paciente o transferirlo, de pagar o no pagar”, dijo la subdirectora del hospital Sen Sok, Tatiana Turobova.

Aunque gracias a los tratamientos la necrosis se ha detenido y la condición de Soth Rey es favorable, los médicos han mencionado que ahora el peligro a vencer es la septicemia. por su parte, Yulia Khouri continúa recaudando fondos para seguir costeando el tratamiento.