El Grupo de Elaboración de Directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido un informe publicado en la revista “The BMJ”, en el que desaconseja el uso de remdesivir en pacientes ingresados por COVID19 y es que no hay evidencia de que mejore la supervivencia o reduzca la necesidad de recibir ventilación.

Hasta ahora se utilizó como un tratamiento potencialmente eficaz para el COVID19

Hasta ahora, Remdesivir ha sido utilizado en todo el mundo como un tratamiento potencialmente eficaz para el COVID19 grave y se utiliza cada vez más para tratar pacientes ingresados en los hospitales, si bien el papel que juega en la práctica sigue siendo “incierto”.

Es por eso por lo que, ante este escenario, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha realizado una revisión de la evidencia científica disponible hasta la fecha en la que se comparan los efectos de varios tratamientos farmacológicos en el abordaje de la COVID19. De hecho, incluye datos de cuatro ensayos aleatorizados internacionales en los que participaron más de 7 mil pacientes hospitalizados por COVID19.

“La evidencia científica es baja y no prueba que tenga algún beneficio en los pacientes”

Después de revisar de forma exhaustiva esta evidencia, el panel de expertos internacionales de la OMS, que incluye a cuatro pacientes que han tenido COVID19, ha concluido que el Remdesivir no tiene un efecto significativo entre la mortalidad o sobre otros resultados importantes para los pacientes como, por ejemplo, la necesidad de ventilación mecánica o la mejoría clínica.

“La evidencia científica es baja y no prueba que tenga algún beneficio en los pacientes”, han señalado los expertos, si bien apoyan la realización de ensayos que evalúan Remdesivir con el fin de aumentar la evidencia científica al respecto.