Aunque no te guste lo que ha determinado la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada vez es más probable que el coronavirus SARS-CoV-2 se convierta en endémico en humanos, en algunos animales o en ambos. Es decir, esto lo que significa es que no desaparezca con las vacunas, coincidieron hoy dos reconocidos expertos en enfermedades infecciosas.

La vacunación sí permitirá controlar la propagación del coronavirus

Según ha indicado Mike Ryan, uno de los responsables de la lucha contra la pandemia en la organización y director del área de Emergencias Sanitarias de la OMS, “el escenario más probable es que el virus se convierta en otro virus endémico y que suponga un nivel muy bajo de amenaza en el contexto de un programa mundial de vacunación…La existencia de una vacuna, incluso de alta eficacia, no es garantía de la eliminación o de la erradicación de una enfermedad infecciosa”.

Los expertos de la Organización ya habían comentado el pasado mayo que existía la posibilidad de que el coronavirus se convierta en endémico, una predicción que se está reforzando a la luz de lo que se ha aprendido sobre este virus desde entonces. Aunque, sí es cierto que la vacunación contra la COVID19 permitirá, sin embargo, controlar la propagación del coronavirus y que las sociedades vuelvan a la normalidad, tal y como ha asegurado Ryan.

“Tenemos que aprender a vivir con el virus”

De forma parecida también ha opinado David Heymann, especialista en enfermedades infecciosas, quien dijo que “el concepto de inmunidad de rebaño (o colectiva) ha sido un malentendido cuando se cree que esta disminuirá de alguna manera el contagio si suficientes personas están inmunizadas”. Heymann dirigía la unidad que luchó contra el SARS en la OMS y ha dicho que “nadie puede predecir cómo evolucionará la inmunidad porque hay muchas cosas que todavía no se saben en relación a esta, como la duración de la inmunidad que ofrecen las vacunas que han sido autorizadas…Parece que el destino de este coronavirus es convertirse en endémico, como ha ocurrido con otros. Este coronavirus continuará mutando en la medida en que se reproduzca en células humanas, especialmente en áreas de transmisión intensa”.

Eso sí, lo que está claro es que el mundo podrá vivir con el nuevo coronavirus gracias a todas las herramientas de salud pública que se han desarrollado en este año de pandemia y es que “el coronavirus seguirá extendiéndose pese a las vacunas, a los tratamientos y a los test de diagnósticos. Tenemos que aprender a vivir con él”, tal y como ha comentado Heymann.