La pandemia ha provocado 53 millones más de casos de depresión en 2020

98

Los casos de trastorno de depresión mayor y de ansiedad aumentaron en más de una cuarta parte en todo el mundo en el año 2020, debido a la pandemia provocada por la COVID19, según las primeras estimaciones mundiales del impacto de la pandemia en la salud mental, publicadas en la revista “The Lancet”. Concretamente, los datos sugieren que la pandemia provocó 53 millones de casos adicionales de trastorno depresivo mayor y 76 millones de casos de trastornos de ansiedad.

En el año 2020, los casos de trastorno depresivo mayor y de trastornos de ansiedad aumentaron un 28 y un 26%, respectivamente. Las mujeres se vieron más afectadas que los hombres y los jóvenes más que los grupos de mayor edad. Los países con elevadas tasas de infección por COVID19 y con importantes reducciones en la circulación de personas registraron los mayores aumentos en la prevalencia del trastorno depresivo mayor y los trastornos de ansiedad.

La depresión y ansiedad pueden aumentar el riesgo de otras consecuencias

Incluso antes de la pandemia de COVID19, el trastorno de depresión mayor y los trastornos de ansiedad (que pueden aumentar el riesgo de otras consecuencias para la salud, como el suicido), contribuían en gran medida a la carga mundial de morbilidad, afectando a millones de hombres y mujeres de todas las edades en todo el mundo.

Damian Santomauro, autor principal del estudio, y del Centro de Investigación en Salud Mental de Queensland, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Queensland (Australia) ha destacado que estas conclusiones “ponen de manifiesto la urgente necesidad de reforzar los sistemas de salud mental para hacer frente a la creciente carga de trastornos depresivos graves y de ansiedad en todo el mundo”.

Además ha añadido que “la promoción del bienestar mental, la focalización de los factores que contribuyen a la mala salud mental y que se han visto agravados por la pandemia, y la mejora del tratamiento de quienes desarrollan un trastornos mental deben ser elementos centrales de los esfuerzos por mejorar los servicios de apoyo”.

Se hace un llamamiento a que se tomen medidas que refuercen la salud mental

Incluso, antes de la pandemia, los sistemas de atención a la salud mental en la mayoría de los países han estado históricamente infrautilizados y desorganizados en la prestación de servicios. Satisfacer la demanda añadida de servicios de salud mental debido a la COVID19 será un reto, pero no debería ser una opción no actuar.

En ausencia de la pandemia, las estimaciones del modelo sugieren que habría habido 193 millones de casos de trastorno de depresión mayor (2 mil 471 casos por cada 100 mil habitantes) a nivel mundial en 2020. Sin embargo, el análisis muestra que hubo 246 millones de casos (3 mil 153 por cada 100 mil), lo que supone un aumento del 28% (53 millones de casos adicionales). Más de 35 millones de los casos adicionales correspondieron a mujeres, frente a cerca de 18 millones de hombres.

Lo que los expertos que realizaron este estudio han querido hacer es un llamamiento de que se tomen medidas que refuercen los sistemas de salud mental. Tal y como han concluido: “el estudio debería incentivar urgentemente la realización de más investigaciones para determinar la distribución geográfica más completa de la depresión y la ansiedad, la prevalencia de los trastornos depresivos y de ansiedad, y los mecanismos subyacentes para mejorar la salud mental en el contexto de la pandemia COVID19 a nivel mundial”.