La responsabilidad del médico en el ámbito penal: los delitos y las faltas

116

El término jurídico “responsabilidad” proviene del vocablo latino “respondere” que se traduce en la obligación de responder de alguna cosa o por alguna persona.

Responsabilidad ética y social

El médico tiene una responsabilidad, primero ante su propia conciencia, esto es, su responsabilidad ética. El individuo sabe cuándo ha actuado bien o cuándo ha hecho
algo malo; en este último caso tendrá sentimiento de culpa.

El médico también tiene una responsabilidad social, es decir, está obligado a responder ante los demás, en virtud de que su actuación u omisión necesariamente tiene determinadas implicaciones en su entorno, en las demás personas con las que se relaciona.

Cuando se habla de responsabilidad penal, en el ámbito médico, se hace referencia al estudio de unas figuras delictivas que están relacionadas con las profesiones sanitarias.

En tal sentido, se puede hacer referencia a las siguientes:

  • Homicidio.
  • Cooperación e inducción al suicidio.
  • Lesiones.
  • Manipulación genética
  • Detenciones ilegales.
  • Omisión de socorro y denegación de auxilio.
  • Descubrimiento y revelación de secretos.
  • Suposición de parto.
  • Falsedades.
  • Intrusismo.
  • Liberación de energía nuclear o de elementos radiactivos.
  • La imprudencia médica.

Por otro lado, según el estudio; Responsabilidad profesional médica, elaborado por Jorge Luis Mariñelarena Mariñelarena. El cual citaremos a continuación, indica que las obligaciones de los prestadores de servicios de atención médica son:

• Obligaciones de medios
• Obligaciones de resultados
• Obligaciones de seguridad

Obligaciones de medios

El médico no puede ser responsabilizado por daños imprevistos o por cursos causales imprevisibles.

El contenido concreto de esta obligación en el caso del médico, puede condensarse en los siguientes deberes:

a) Utilizar cuantos remedios conozca la ciencia médica y estén a disposición del médico en el lugar donde se produce el tratamiento.
b) Informar al paciente o familiares del mismo, del diagnóstico, tratamiento y pronóstico, así como de los riesgos y beneficios esperados, como también si los medios que se dispongan en ese lugar son insuficientes y dejarlo plasmado por escrito.
c) Continuar el tratamiento del enfermo hasta el momento de ser dado de alta, advirtiéndole de los riesgos del abandono del mismo.
d) En los supuestos de enfermedades crónicas o evolutivas informar al paciente de la necesidad de someterse a los análisis y cuidados preventivos.

Obligaciones de resultados

En éstas se compromete concretamente a la obtención de un resultado determinado, sino se obtiene, existe responsabilidad, aun con la mayor diligencia empleada, a no ser que se demuestre caso fortuito o fuerza mayor.

La falta de correspondencia entre la prestación del médico y la satisfacción del paciente compromete la responsabilidad del profesional, salvo que pueda probar
la eficacia causal de una causa ajena. Existen procedimientos como la cirugía estética donde se asegura un resultado y se le da al paciente dicha certeza por lo que si no se logra el resultado ofrecido es causa de demanda, no así la reconstructiva, otro ejemplo es la cirugía oftalmológica con láser y algunos procedimientos de cirugía menor en donde se puede garantizar un resultado.

Obligaciones de seguridad

En el caso de las obligaciones de seguridad, se debe de analizar la responsabilidad de los otros prestadores de servicios de salud como son los Establecimientos que prestan servicio de atención médica y para ellos analizar la cadena de errores que puede influir en el resultado no esperado de dicha atención.

Para ello se menciona que existen dos tipos de error, el activo, que depende del médico directamente y tiene por lo general consecuencias inmediatas y el latente, fuera del actuar del profesional y relacionado con la estructura, los procesos, el mantenimiento de equipo e incluso con la capacitación al personal. La obligación de seguridad generalmente se refiere a las instituciones, pues son éstas las que deben garantizar el buen funcionamiento de los equipos y evitar siniestros.

La Organización Mundial de la Salud dice que en los países en desarrollo, por lo menos el 50% de los equipos médicos no está en condiciones de ser utilizado o sólo
se puede utilizar en parte. A menudo, los equipos no se usan por falta de personal capacitado o de elementos y, por lo tanto, no se pueden realizar procedimientos
diagnósticos o tratamientos.

Por último, es importante que cuando se trate de profesionistas que por virtud del cargo desempeñado dentro del Sector Salud, tienen el carácter de servidores públicos, los mismos podrán ser sancionados en términos de lo dispuesto en la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, sanciones que pueden consistir en la destitución y/o inhabilitación para volver a desempeñar un cargo público o privado como médico.

Notas relacionadas:

Todos los requisitos legales que debes cumplir para poder prescribir cannabis medicinal

8 fundamentos legales que regulan los ensayos clínicos en México

5 Consejos para evitar demandas legales