Patrocinado por RB MJN

 
 
 
 
 
 
 
En la actualidad es muy fácil para los pacientes consultar sobre los temas de salud que le preocupan. Es una tendencia en crecimiento; los pacientes se preocupan más por mantenerse informados y de esta manera cuestionan y custodian a su médico, están siempre pendientes de obtener una segunda opinión. En la era de la información y la salud digital, los pacientes tienen un medio de apoyo que les permite tomar decisiones sobre temas de salud. Sin embargo, esta incursión en temas de salud afecta la relación médico y paciente.

Los datos médicos están en constante crecimiento y tienen en su contra que el tiempo para analizar y procesar la información es muy limitado, pero puede transformarse para que el personal médico la utilice en beneficio del paciente y aumente el tiempo destinado a su atención, desarrollando una gestión médica con más calidad, seguridad y eficiencia.

La generación de la historia clínica electrónica en Colombia [1], permite tener una visión en la atención del paciente ya que contiene, con detalle, la información consignada de todos los médicos tratantes, al igual que los procesos a los que el paciente ha sido sometido: padecimientos, prescripción de medicamentos, anotaciones médicas, resultados de laboratorio, signos vitales, etc. brindando información completa y precisa, lo que tiene un efecto positivo en la eficacia, permitiendo reducir errores médicos.  Esto debe utilizarse en el mejoramiento de la relación entre el médico y el paciente.

Las novedades tecnológicas han traído múltiples beneficios en la prestación de los servicios de salud, sin ser necesariamente suficientes para los pacientes que buscan siempre tener una relación más humana y cercana entre el medico y paciente. Ya que, lo que más valora el paciente es la calidad y la cantidad de tiempo que el médico dedica a escucharlos, entenderlos y aclarar sus inquietudes.[2]

Cuando el médico se preocupa por generar lazos de empatía, lograr una buena comunicación con su paciente, aumenta en él, el nivel de confianza por el profesional y por el sistema de salud. Lo que se constituye como un pilar de la atención primaria de salud.

La tecnología en salud, debe ser aprovechada al máximo para mantener el toque humano, orientándolo a la recuperación de la buena relación médico-paciente y devolver el protagonismo de los sistemas sanitarios y de salud a los pacientes, que finalmente, lo que buscan es el respaldo y la comprensión del profesional.

Si los médicos y el personal de salud utilizan la tecnología para hacer más ágil el proceso de recolección de información y datos, y emplean más tiempo en generar vínculos de confianza entre medico y paciente, el resultado será el mejoramiento de la calidad de vida para éste.

El factor humano es uno de los ingredientes fundamentales en los procesos de salud que vive un paciente: sentirse bien atendido, escuchado, comprendido y respetado mejora en un alto porcentaje, su proceso de salud.

Está pues en las manos del personal de la salud, cambiar la historia y llevar la tecnología a un campo más humano.

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica