El día de hoy por la mañana se dieron a conocer todos los detalles sobre la creación de la Universidad de la Salud. Se trata de un proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador junto con el Gobierno de la Ciudad de México para fomentar la formación de médicos y enfermeras en el país. Aunque el objetivo es bastante noble, algunos dudan que realmente funcione.

Combatir la falta de médicos y enfermeras

En primera instancia se debe recordar la pequeña capacidad que tendrá la institución. Al menos durante su primera etapa servirá para alojar a 500 jóvenes aspirantes a médicos y 500 aspirantes a enfermera por generación. Pero si se compara con el déficit de profesionales de la salud parece ser una cifra bastante pequeña. Con base en la Secretaría de Salud (SSa), hacen falta 200 mil médicos y 255 mil enfermeras para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De igual forma, todavía no quedan claros los parámetros que se tomarán en cuenta para elegir entre los aspirantes a los alumnos de la primera generación de la Universidad de la Salud. En reiteradas ocasiones López Obrador ha mostrado su rechazo a los exámenes de ingreso por considerarlos una barrera contra el estudio y la superación profesional. En ese sentido, la nueva institución tendrá apenas mil lugares disponibles, por lo cual es probable que no se pueda ofrecer un lugar a todos los interesados.

Otro aspecto a considerar es que la Universidad de la Salud tendrá un enfoque comunitario. Con esto, la meta es que todos los egresados laboren en zonas rurales por ser los lugares en los que existen más carencias. Aunque el inconveniente es la elevada inseguridad que prevalece en esos lugares. Son constantes las agresiones contra médicos y precisamente por eso es que muchos se abstienen de trabajar fuera de las grandes ciudades.

A su vez, la nueva escuela está dirigida para la formación de médicos generales y enfermeras, pero no para especialistas que es un rubro en el que también existe un preocupante déficit. Tampoco se ha revelado si se cuenta con una estrategia para aumentar las plazas en el Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM).

Con todo esto, aunque la Universidad de la Salud tiene buenas intensiones, todavía quedan muchas dudas con respecto su verdadero funcionamiento.

¿Y tú consideras que la Universidad de la Salud ayudará para combatir el déficit de médicos en México?