Las 4 afecciones más comunes del corazón le cuestan 30 mmdd anuales a Latam

El infarto agudo de miocardio, la enfermedad vascular cerebral, la hipertensión arterial y la trombosis son las afecciones cardíacas más frecuentes.

0
155

Una de cada tres muertes en el mundo es resultado de las enfermedades cardiovasculares (ECV) y, aunque pueden prevenirse con intervenciones oportunas, la realidad es que han ido en aumento a causa del descontrol de la hipertensión arterial, diabetes, obesidad, sedentarismo y estilos de vida poco saludables, entre otros factores.

Para los pacientes que tienen alto riesgo cardiovascular, debido a la presencia de enfermedades como diabetes, hipertensión o condiciones que generen coágulos en la sangre, es esencial la detección oportuna y un tratamiento adecuado que evite complicaciones, discapacidad, pérdida de calidad de vida y muerte prematura, indicó la Dra. Sonia Citlalli Juárez Comboni, Gerente Médico del área Cardiometabólica de Boehringer Ingelheim México.

Costos millonarios

En su opinión, debido al deterioro y riesgo del paciente, las ECV tienen un efecto negativo en la calidad de vida, la economía de las familias, las instituciones y los gobiernos. Solo en América Latina, la carga económica de las 4 afecciones más comunes del corazón: infarto agudo de miocardio, enfermedad vascular cerebral, hipertensión arterial y trombosis, superó en 2015 los 30 mil millones de dólares, siendo México uno de los países con mayor número de casos.

Informó que las enfermedades cardiovasculares afectan al 26% de la población mexicana, cuyo tratamiento tiene un costo mayor a los 6.1 mil millones de dólares, ocupando el 4% de todo el gasto en salud y, de no hacer algo para detener su impacto, en las próximas décadas serán una amenaza insostenible para el Sistema de Salud, la productividad nacional y la competitividad.

Asimismo, el Dr. Fernando Lavalle González, Jefe de la Clínica de Diabetes en el Hospital Universitario de Monterrey, Nuevo León, señaló que “quienes viven con diabetes mellitus tipo 2 tienen de 2 a 4 veces más riesgo de padecer las ECV. De ahí que es aconsejable que los médicos midan el riesgo cardiovascular de sus pacientes y, si fuera alto, ofrecerles un tratamiento que, además de mantener bajo control sus niveles de azúcar en la sangre, proteja su corazón”.

Al respecto, subrayó la relevancia de que los profesionales de la salud conozcan y tengan acceso a los nuevos antidiabéticos orales para que los puedan recetar a sus pacientes.

La llegada de estos agentes han modificado el paradigma de atención médica porque simplifican la terapia y hacen que el control sea más fácil, además de ser el único aprobado para reducir la muerte de origen cardiovascular.

Taboola