Para lograr ser un médico profesional se requiere de una alta preparación. Todos los años en la facultad son necesarios para obtener los conocimientos mínimos que permitan poder una correcta incorporación al mundo laboral. Aunque un aspecto que nunca se debe pasar por alto es que los galenos son personas y no robots. Por lo mismo, son susceptibles a cometer errores en cualquier momento. A veces se les presiona tanto que es contraproducente.

El riesgo a ser demandado por negligencia médica

En ese sentido, todos los que ejercen la Medicina en cualquiera de sus áreas están expuestos a múltiples riesgos. Uno de los más temidos es ser demandados por negligencia médica. Nadie quiere que le suceda aunque siempre existe el riesgo la posibilidad de que se presente esta incómoda situación.

Al respecto, se debe tener presente que no todas las negligencias médicas son responsabilidad de los profesionales de la salud. En ocasiones también tiene responsabilidad el paciente aunque no la quiera aceptar. Inclusive un error de comunicación puede detonar una falla de múltiples magnitudes.

Lo que siempre se debe tener presente es que la autoridad encargada de funcionar como intermediaria entre médicos y pacientes en nuestro país es la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed). Es ante la cual se deben presentar las demandas legales y ella se encarga de analizar cada caso y determinar si realmente existe un delito que se deba castigar.

Las especialidades más demandadas

Aunque realmente cualquier médico está expuesto a sufrir de una demanda legal, existen algunas especialidades que por su naturaleza presentan un mayor riesgo. De acuerdo con la Conamed, del total de denuncias recibidas durante el 2019, las especialidades con más demandas en México fueron las siguientes:

  • Ginecología – 38 por ciento

  • Cirugía general – 24 por ciento.

  • Medicina interna – 11 por ciento.

  • Ortopedia – 7 por ciento.

  • Pediatría – 6 por ciento.

Acerca de este tema, llama la atención la diferencia que existe entre Ginecología y el resto. Aunque para algunos el comparativo resulta injusto porque se trata de una especialidad con una fuerte carga de trabajo y por lo tanto el riesgo es mayor.

Por otra parte, un aspecto que se debe aclarar es que sólo se tomaron en cuenta las denuncias presentadas. De tal forma, el resultado no necesariamente significa que sean las especialidades en las que se cometen más equivocaciones porque en algunos casos se lograr llegar a un acuerdo entre médico y paciente antes de la resolución final.

¿Y tú alguna vez has sido demandado por negligencia médica?