Con base en la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada día se reportan un millón de contagios de infecciones por transmisión sexual a nivel global. La cifra no es definitiva porque existe un elevado número de casos que nunca son confirmados por la pena que les provoca a los pacientes.

En nuestro país el panorama no es muy diferente y pese a que se cuenta con mayor información que en el pasado, los contagios son bastante frecuentes. Ante esta situación el Dr. Jaime Rafael Delgadillo Plascencia, jefe de área en la Coordinación de Atención Integral del Segundo Nivel del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), indicó que siempre se debe mantener una comunicación constante con los pacientes.

Dentro de las principales recomendaciones que se deben hacer se encuentra utilizar métodos de barrera, como preservativos masculinos y femeninos, por ser la forma más segura de prevenir el contagio y propagación de enfermedades de trasmisión sexual.

Por ello, indicó que es recomendable mantener una vida sexual segura, es decir con una sola pareja sexual, usando preservativo y fomentando el hábito de acudir a su médico a evaluación general por lo menos cada 6 meses.

Las ETS más frecuentes

El jefe de área en la Coordinación de Atención Integral del IMSS, agregó que las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en la población son: vaginosis bacteriana, gonorrea, infección por clamidia, virus del papiloma humano, herpes genital, molusco contagioso, tricomoniasis, sífilis y el virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH)

El Dr. Delgadillo Plascencia señaló que el Seguro Social, a través del programa PREVENIMSS, ofrece acciones de cuidado y protección a los derechohabientes, con el objetivo de prevenir el contagio tanto para adultos como para adolescentes que tienen vida sexual activa.

Anualmente, el IMSS brinda un promedio de 500 mil consultas por enfermedades de transmisión sexual a nivel nacional, tanto en las Unidades de Medicina Familiar como en los Hospitales de Especialidades y la mayor parte de ellas son para hombres y mujeres a partir de los 20 años de edad.

El especialista mencionó que una persona infectada puede propagar la enfermedad sin saber que la tiene porque no muestran síntomas. Además las enfermedades las pueden presentar personas de cualquier edad y sexo, aunque los adolescentes y adultos jóvenes son quienes están en mayor riesgo.