El mundo ha celebrado con alegría los resultados intermedios del ensayo fase 3 de la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer. Hasta el momento no se han presentado incidentes mayores durante las pruebas y se trata de la primera compañía que hace públicos sus análisis. Aunque en lo general son alentadores, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido serenidad porque todavía no son los definitivos. Es necesario esperar hasta la conclusión para poder identificar si se logra la generación de anticuerpos en los voluntarios.

Por lo pronto, de acuerdo con la información dada a conocer, la vacuna tiene una eficacia del 90 por ciento. Se trata de una cifra aceptable que la coloca dentro del estándar que se le solicita a cualquier proyecto de su tipo para recibir la certificación internacional. Ahora se prevé que antes de que concluya este 2020 se obtenga el resultado final del ensayo para poder definir si puede ser comercializada y distribuida en todo el mundo.

Mientras que por otra parte, al igual que la mayoría de las vacunas, genera ciertas incomodidades y efectos secundarios en quienes la han recibido. Aunque ninguno es mortal o de graves consecuencias, es necesario tener lo siguiente en cuenta.

Principales afectaciones que provoca

De acuerdo con el periódico inglés Mirror, la sensación general de los voluntarios después de recibir la primera dosis es similar a la de una resaca. Las consecuencias inmediatas son dolor de cabeza, fiebre y dolores en el cuerpo. Aunque al inicio son menores, se incrementan cuando las personas reciben la segunda dosis que se requiere para brindar protección a largo plazo.

Al mismo tiempo, en el caso de las personas infectadas, relatan que desde el instante en el que recibieron la primera inoculación registraron una disminución en sus síntomas. Por lo mismo, se tiene el pensamiento de que la vacuna sí es eficaz contra esta nueva cepa de coronavirus.

Efectividad menor a la de la vacuna rusa

Mientras que por otra parte, vale la pena recordar que hoy también fueron revelados los resultados preliminares del ensayo de la vacuna rusa Sputnik V. Lo más destacado es que tiene una tasa de efectividad del 92 por ciento, por lo que inclusive es mayor a la desarrollada por Pfizer. Aunque lo que todavía no se ha dado a conocer es si genera molestias en quienes la han recibido.

En cualquiera de los dos casos se prevé que antes de que concluya este 2020 se obtengan los resultados finales de sus respectivos ensayos. A partir de las conclusiones es que se podrá determinar si son proyectos viables para poder ser aplicados en la población mundial.