Los 2 principales errores que comete el IMSS y tu consultorio debe evitar

Tiempos de espera excesivos para recibir atención y consultas frías e impersonales son las principales quejas de los derechohabientes del IMSS.

0
78

Fundado en 1943, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es el centro de salud más grande y longevo del país. Pero la realidad es que eso no significa que necesariamente sea el mejor o el preferido por los pacientes. La muestra más clara se aprecia con los constantes reclamos en su contra por parte de sus derechohabientes.

De acuerdo con cifras del Sistema Institucional de Quejas Médicas (Siquem), hasta 2014 el IMSS promediaba cerca de 60 mil quejas por año. Lo anterior puede tomarse como base para implementar un sistema de mejora en tu consultorio. Recuerda que los errores de otros son tus áreas de oportunidad.

Maltrato
El principal reclamo de los derechohabientes del IMSS gira en torno al maltrato que reciben por parte del personal médico. Si bien, la excesiva carga de trabajo que predomina en prácticamente todas las clínicas del IMSS es uno de los principales factores que influyen en la percepción de este error, también existen otros factores a los cuales puede atribuírsele, como pueden ser la falta de sensibilidad y tacto, así como las consultas monótonas e impersonales que ahí se ofrecen y que el paciente detecta de inmediato.

En múltiples ocasiones el paciente siente que no es visto como un ser humano sino como un expediente. El evitar llamarlo por su nombre es una de las mayores faltas que se pueden cometer dentro del consultorio. Recuerda que el paciente es lo más importante y lo mínimo que merece por parte tuya y de todo tu personal es un servicio afable, cortés y personalizado. Por eso puedes empezar por personalizar tu atención.

Tiempo de espera
Del mismo modo, la sobresaturación de los servicios del IMSS deriva en absurdos tiempos de espera que en muchas ocasiones terminan por transformarse en verdaderas historias de terror cuando un paciente que acude a una simple consulta termina perdiendo prácticamente un día entero de su vida en la sala de espera.

En la vida de todos existen imponderables, pero esto no implica que tu tiempo sea más valioso que el de tus pacientes. Ten en cuenta que todos tus pacientes desearían estar en otro lugar y que a ti tampoco te gusta perder tu tiempo.

Lo más recomendable para optimizar tiempos en tu clínica o consultorio es llevar una agenda bien planificada que te permita evitar al máximo los retrasos en tu consultorio. Ten por seguro que tu paciente te lo agradecerá y es un buen comienzo para ganarte su confianza.

¿Y tu consultorio evita cometer estos errores que son tan frecuentes?

Taboola