A poco más de medio año el inicio del brote que derivó en la actual pandemia por Covd-19, cada vez se obtiene más información sobre la enfermedad. Gracias a los constantes estudios que se realizan alrededor del mundo ha sido posible conocer más sobre esta nueva enfermedad. Aunque en un principio se pensó que se trataba de un problema de salud menor, a partir del exponencial avance se vio que no era así.

En ese sentido, a partir de la evidencia científica más reciente, el Dr. Alejandro Macias, realizó un video en el que resume las cuatro vías de transmisión del virus SARS-CoV-2. El especialista en Infectología y nombrado Comisionado Nacional para combatir la influenza H1N1 en 2009 en nuestro país se ha posicionado como una de las voces de mayor autoridad en el tema.

De manera sencilla pero instructiva, menciona que a la fecha existen cuatro maneras principales en que se puede producir un contagio. La información es muy importante para transmitirla a tus pacientes pero también para mantenerte protegido dentro de tu consultorio.

Directo

Fue el primero que se dio a conocer cuando se informó de esta nueva enfermedad. Al igual que en otras infecciones, se genera cuando una persona con el virus tiene un contacto directo con alguien más. Por lo mismo, una de las máximas recomendaciones es evitar el saludo de mano. De esta manera se reduce la probabilidad de contagio.

Al inicio se pensaba que era la principal vía para los contagios; sin embargo, con el pasar del tiempo ha cambiado la opinión. De cualquier forma se deben seguir todas las indicaciones sanitarias pertinentes.

Indirecto

En este caso, ocurre cuando se tiene contacto inmediato con alguna superficie que previamente haya sido tocada por alguien infectado. En el caso del transporte público los puntos de mayor riesgo son los barandales y objetos de uso común. Dentro de oficinas y consultorios médicos son todos los muebles, puertas y escritorios. Por lo tanto, es necesario que exista una desinfección constante de todas tus áreas de trabajo que sean tocadas por tus pacientes.

Gotas

Al momento de estornudar el cuerpo expulsa gotas que muchas veces son visibles y miden entre cinco y 10 micras. En ellas se encuentra el virus y es bastante sencillo que se produzca un contagio. Para incrementar la protección lo ideal es el uso de cubrebocas y mantener una distancia de al menos un metro y medio con las demás personas. Una acción no sustituye a la otra y lo ideal es que ambas se realicen para obtener una mayor efectividad.

Aerosoles

A partir de las investigaciones más recientes se ha comprobado que la enfermedad se puede transmitir por aerosoles. Con esto, al momento de hablar o toser se expulsan gotas imperceptibles menores a cinco micras. El riesgo es que el virus es capaz de mantenerse activo en el aire y generar contagios. Hoy se sabe que es una de las formas más comunes en que se ha transmitido.

Con respecto a este mecanismo, una primera recomendación es evitar en lo medida de lo posible cualquier lugar con una alta concentración de personas. Y en el caso de espacios cerrados como consultorios, lo ideal es que exista una ventilación constante