Los 4 pecados que debes evitar en una cita médica con tus pacientes

La atención que muestres en cada de tus consultas es vital para convertirte en el médico de cabecera de tus pacientes.

550

Dentro de la Medicina es muy importante contar con los conocimientos necesarios. Por eso se requieren tantos años en la parte formativa de la carrera. Pero existe un aspecto que pocas veces se menciona en la facultad y es el relacionado con el trato al paciente. Es un hecho que cuando una persona no se siente cómoda con su médico, tiende a no regresar o buscar otro galeno.

La atención que muestres en cada de tus consultas es vital para convertirte en el médico de cabecera de tus pacientes. En ese sentido, existen ciertas acciones que se presentan con más frecuencia y son la que causan mayor molestia. Ante esta situación, toma en cuenta cuales son para que no las realices en tu vida laboral.

Impuntualidad
Es claro que un aspecto que valoran todas las personas es su tiempo. Si se trata de una cita agendada o de seguimiento, procura ser puntual y respetar la hora acordada para el encuentro. En caso de no hacerlo provocarás una mala impresión que será difícil de quitar.

No ofrecer un saludo con confianza
A pesar de que algunos señalan que un apretón de mano es riesgoso dentro del consultorio, lo correcto es saludar de forma verbal. Pero para hacerlo de la mejor forma posible, siempre debes de ver directo a los ojos al paciente. Con esto darás a entender tu cordialidad.

Distraerte con el teléfono
Los teléfonos celulares se han convertido en herramientas indispensables para la mayoría de las personas. Pero durante la atención al paciente procura jamás sacar el tuyo. Utiliza los tiempos entre consultas para revisar mensajes o hacer llamadas.

Mal lenguaje corporal
Existen gestos que dicen más que las palabras. Cuando estés escuchando a tu paciente evita hacer muecas o signos que puedan ser malinterpretados. De igual forma, algo que jamás debes hacer es cruzarte de brazos porque el paciente pensara que no le importas.