Los 4 principales errores que cometen los médicos novatos

En la Medicina al igual que en la vida, nunca se termina de aprender y eso es algo que siempre se debe de tener presente.

569

Todos en algún momento de la vida seremos novatos en algo. En el caso de la Medicina ocurre lo mismo y todos los profesionistas deben obtener experiencia de forma paulatina. Sin importar si laboran en el sector público, privado o son emprendedores, en todos los casos existen algunas historias que se repiten con frecuencia.

Hay algunos errores que llegan a ser comunes en los médicos cuando apenas incursionan en el campo profesional. Tal vez tú cometiste alguno de ellos o tienen a un colega que lo hizo. Aunque no es por completo malo que esto ocurra, lo ideal es que exista una enseñanza cuando se cometa una de las siguientes equivocaciones.

  • No pedir consejos a otros colegas
    Está bien que quieras montar tu propio consultorio médico, pero a veces surgen contratiempos que pueden hacerte dudar de continuar sin la ayuda de nadie más. La mayoría de las empresas exitosas fueron fundadas por más de una persona para llevar un plan de mercado y construir con eficacia un servicio. En tu caso, puedes pedir consejo de otros colegas independientes de más experiencia para que tu empresa de salud salga adelante.
  • No contar con un plan de negocios
    El plan de negocios es la columna vertebral de tu clínica. Sin objetivos difícilmente podrás saber hacia dónde vas, a quiénes deseas llegar o quién es tu competencia. Si vas a lanzarte como emprendedor, necesitas por fuerza un plan de negocio para que sepas qué dirección tomar. Un aspecto tan simple como no saber cuánto costará una de tus consultas puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.
  • Hacer uso indebido del recurso financiero
    Al iniciar una empresa tener dinero es vital y más aún manejarlo adecuadamente. No cometas el error de gastar demasiado en cosas que no necesitarás o contratando una gran cantidad de personal pues agotarás tus recursos muy rápido. Invierte tu dinero en cosas realmente útiles como mobiliario, equipo médico de acuerdo a tu especialidad y contrata personal poco a poco. Maneja tus fianzas con inteligencia.
  • Pensar que ya lo sabes todo
    En la Medicina nunca se termina de aprender y eso lo debes de tener claro. Existen algunos médicos que al egresar de la facultad creen que ya lo saben todo. La realidad es que siempre te debes de mantener actualizado y tomar todos los cursos que puedas. No sólo se trata del valor curricular que aportan sino los conocimientos que ofrecen.