¿Los celulares podrían causar cáncer? Tal vez sí…

0
274

Una de las leyendas urbanas más populares es que sostener un dispositivo electrónico de cualquier tipo cerca de tu cuerpo puede tener consecuencias negativas para la salud. Hace unas horas, el Programa de Toxicología de los Estados Unidos (NTP, por sus siglas en inglés) confirmó que las frecuencias de radio emitidas por los teléfonos celulares podrían ocasionar cáncer, algo que la Administración de Alimentos Drogas norteamericana (FDA) contradijo poco después.

En un comunicado emitido por los Institutos Estadounidenses de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), el NTP afirmó que un estudio realizado por sus investigadores había encontrado que los los altos niveles de radiación de radiofrecuencias característicos de las tecnologías 2G y 3G provocaron cáncer y tumores malignos en ratones durante pruebas de laboratorio.

Michael Wyde, toxicólogo en jefe de la investigación, afirmó que el estudio (cuyos resultados previos fueron presentados en febrero pasado) es el primero de su tipo porque les permitió regular exactamente el nivel de radiación que recibieron los animales, que se asemeja a la máxima potencia que puede ser emitida por un dispositivo celular. Afirmó que sus resultados se distinguen de otras conclusiones en humanos porque no basaron sus conclusiones en cuestionarios.

Poco después, la FDA emitió su propio comunicado en donde se mostró en fuerte desacuerdo con los resultados del NTP sobre la capacidad de los dispositivos celulares para provocar cáncer. Aseguró que los niveles de radiación utilizados por la dependencia estuvieron “considerablemente por encima de los límites de seguridad impuestos. Además, apuntó que los tumores desarrollados por los ratones son extremadamente raros en pacientes humanos.

Apuntó que, después de analizar con detenimiento el reporte del NTP, la FDA afirmó que sostiene su postura de que los teléfonos celulares y sus frecuencias de radio no suponen un peligro para el uso humano común, incluido el desarrollo de cáncer. Apuntó que los actuales niveles de seguridad impuestos para el bienestar del público son aceptables, basados en su propia evidencia científica.

También el NTP está de acuerdo, hasta cierto grado, que los resultados del estudio no significan que una persona pueda desarrollar cáncer solo por usar su celular. John Bucher, investigador líder de la dependencia, afirmó que los ratones recibieron dosis de radiación en todo su cuerpo por hasta nueve horas al día, desde su gestación hasta la muerte, por lo que la comparación con el caso humano podría no ser exacta.